Tegucigalpa.- Luego de que el presidente Juan Orlando Hernández invitara públicamente a los líderes de la oposición a sentarse a dialogar, varios empresarios coincidieron hoy en que este método es la salida a la crisis que dejaron las elecciones generales que se celebraron el 26 de noviembre pasado.IMG-20180112-WA0028

“En este momento hay que buscar la salida; como decía un militar chino: hay batallas que uno debe empezar sabiendo que las puede ganar y decía otro especialista que cuando uno tiene una batalla perdida, siéntate a negociar. La historia nos dice que lo que está pasando en la calle, no va a cambiar la situación”, analizó el expresidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), el empresario Alejandro Álvarez.

A criterio de Álvarez, el diálogo con soluciones es la salida a la crisis.

“Los argumentos válidos que tenga cada parte deben de ponerse en la mesa. Eso de andar en la calle al final la Alianza se va a desgastar; es una batalla que no van a ganar, eso está más que claro”, aseguró Álvarez.

Diálogo

El empresario cree que si los dirigentes de la Alianza no se sientan a dialogar, están perdiendo la oportunidad de reagruparse en los siguientes cuatro años y ser un factor de gane en el futuro.

Consideró que el problema actual surge con la cuarta urna y termina con la reelección presidencial.

“Si siguen así están perdiendo votos y creando una situación económica que se puede volver dañina para el país porque los que más sufren, obviamente, son los que no tienen un músculo financiero, los que viven día a día, los autónomos”, aseveró el empresario.

Álvarez afirmó que los empresarios ven la crisis como una lucha política y están agarrando el aspecto de la empresa para afectar al país.

“Están pensando erróneamente que eso va a botar del poder a Juan Orlando Hernández y eso lo veo bien difícil. Ya sabemos el diagnóstico, hay un presidente nombrado, la OEA no va a cambiar eso, ya casi todos los países de América Latina, igualmente Europa, han reconocido al presidente Hernández y otros”, expuso Álvarez.

Secuelas de 2009

El empresario Jimmy Dacarett coincidió con Álvarez en que la crisis actual es secuela de 2009, cuando se quitó el Poder Ejecutivo al expresidente Manuel Zelaya, por lo que no hay que permitir que “se nos robe el país”.

“Muchas cosas pasaron en las elecciones y en un momento yo creí que Salvador Nasralla había ganado, pero esa cercanía de los datos de uno con otro, ese comportamiento, no lo habíamos tenido en años. Se tuvo que esperar hasta el conteo de la última acta y creo que por primera vez se esperó. La oposición en general no tuvo la capacidad de demostrar un fraude”, afirmó Dacarett.

Otro punto fundamental para el empresario es la descalificación que se hizo el secretario general de la OEA, Luis Almagro, al agarrar partido en lugar de llamar a las partes a fomentar un diálogo.

“Aquí ocupábamos a Almagro, para el diálogo, pero él mismo se descalificó. La oposición no respeta la institucionalidad y por eso estamos ahí. Almagro tenía que estar en una parte neutral”, dijo.

La paz construye

Por su parte, el ex presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Amílcar Bulnes, hizo un llamado a la oposición recordándole que es la paz la que construye y no la guerra.

“Tenemos elementos suficientes para protestar de manera pacífica y creo que es más demoledora que una violenta”, expresó Bulnes.

El empresario, que mientras fue dirigente del Cohep tuvo encontronazos con Manuel Zelaya en el Ejecutivo, aseguró que es el momento de sentarse a dialogar.

“Recomiendo una nueva etapa para el Tribunal Supremo Electoral, el Congreso Nacional debe hacer los cambios de inmediato. El diálogo debe ser sincero, el llamado puede tener buena fe, pero le falta credibilidad. No hay que esperar más tiempo”, señaló.

Bulnes culminó recomendando que en el diálogo no estén presentes los actores principales, los excandidatos presidenciales y el presidente electo, Juan Orlando Hernández, para darle mayor credibilidad al evento.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *