Emiratos Árabes Unidos denunció este lunes que cazas cataríes interceptaron uno de sus aviones comerciales en espacio aéreo internacional cuando viajaba hacia Bahrein, en medio de disputas y tensiones sobre presuntas violaciones al espacio aéreo, y un día después de que un miembro de la familia real de Qatar denuncie estar retenido contra su voluntad en Abu Dhabi.

Las autoridades en Doha negaron las acusaciones, calificándolas de “completamente falsas”, mientras que las principales aerolíneas comerciales emiratíes declinaron a hacer comentarios.

La acusación aparecía en un reporte de la agencia estatal de noticias WAM, luego de dos quejas de Qatar a Naciones Unidas sobre supuestas infracciones de aviones militares emiratíes, en medio de una crisis diplomática entre Doha y varios países árabes.

Las autoridades de aviación civil recibieron “un mensaje de una de las operadoras nacionales de los EAU el lunes por la mañana sobre que una de sus aeronaves en un vuelo a Manama en una ruta normal había sido interceptada por cazas cataríes”, según WAM.

Para los funcionarios, se trató de “una flagrante amenaza a la seguridad de la aviación civil en una clara violación de la ley internacional”. Según indicaron, se trata de un vuelo de rutina con toda la documentación en regla.

EAU es uno de los cuatro estados árabes que cortaron relaciones con Qatar en junio, acusando a Doha de apoyar a yihadistas y de su cercanía con el régimen persa.

Jeque denuncia estar retenido

Un miembro de la familia real catarí afirmó el domingo estar retenido contra su voluntad en Emiratos Árabes Unidos. Abdalá ben Ali Al Thani afirma en este video difundido por Al Jazeera que se encuentra en Abu Dhabi, “donde era huésped del jeque Mohamed” ben Zayed, pero que “ya no es el caso. Estoy ahora retenido contra mi voluntad”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *