“El país vive en una sociedad muy excluyente, es muy injusta y eso ha provocado una reacción aireada de la gente”, manifestó el analista político Filadelfo Martínez.

Aseguró que siendo fríos el camino es el diálogo “pero el diálogo está precedido de una medición de fuerzas, que las cúpulas de ambos grupos consideran necesaria para finalmente poder sentarse a negociar”, indicó Martínez

Por otro lado el defensor de derechos humanos Hugo Maldonado señaló que las personas infiltradas, si es que lo son, los órganos de seguridad del Estado deben identificarlos, sea quien sea y que lo pongan a la orden del tribunal competente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *