diciembre 4, 2020

El Presidente Pepe Lobo, junto a la Primera Dama, Rosa Elena de Lobo y los designados presidenciales, María Antonieta Guillén y Víctor Hugo Barnica, encabezaron este miércoles la ceremonia de ascensos y reconocimientos de la Guardia de Honor Presidencial (GHP).

En la ceremonia celebrada en el Salón Morazán de Casa Presidencial, el Mandatario, expresó que para él es un honor imponer las condecoraciones y ascensos a los oficiales del Estado Mayor Presidencial.

Agradeció al comandante de la GHP, el recién ascendido general de División Andrés Felipe Díaz, “porque tanto su persona, oficiales, soldados y policías, han cuidado de mi familia durante cuatro años sin ningún incidente que lamentar”.

Añadió que los miembros de la GHP, realizaron su trabajo con profesionalismo y se siente como de la familia al compartir con ellos a toda hora y en cualquier lugar, lo que hace una diferencia en la relación que se ha tenido.

Recordó que el próximo 27 de enero, estará en la Casa Presidencial un nuevo gobernante y una nueva primera dama. “Sé que cumplirán con su labor como lo han hecho siempre”, acotó.

Reitero su amistad a los oficiales y soldados de la institución al tiempo que aseveró que las puertas de su residencia en El Chimbo y La Empalizada en Olancho, estarán abiertas para que lo visiten. “Gracias por su labor, siempre me han cuidado con mucho celo en las giras por el país y tratado a la gente de forma cordial y respetuosa“, agregó.

Por su parte, el comandante de la GHP, general de división, Andrés Felipe Díaz, calificó como un privilegio el haber sido responsable de la seguridad del Presidente Lobo y celebrar esta fecha que coincide con el último año de Gobierno.

“Convierte a esta efemérides como un día especial en la historia de nuestra institución armada, que con lealtad, honor y sacrificio ha estado dispuesta siempre a cumplir con la misión encomendada”, expresó Díaz.

Agregó que las Fuerzas Armadas están al servicio del pueblo, con respeto, trato afable y la acción inmediata para reprender el delito. “Sientan confianza que el cuerpo armado no es opresor, sino baluarte de la seguridad territorial y soberanía nacional”, apuntó.

Reiteró su compromiso de servicio al presidente electo y futuro comandante general de las Fuerzas Armadas, Juan Orlando Hernández y su esposa Ana de Hernández, para servirles sin restricciones, para guardar su integridad personal y familiar.

Durante la ceremonia, el Presidente Lobo recibió el bastón de mando de la GHP y la Primera Dama Rosa Elena de Lobo, un diploma y medalla de honor al mérito, distintivo extendido a la designada presidencial y ministra de la Presidencia María Antonieta Guillén.

Por su parte, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, reconoció el apoyo permanente de la Dirección de Información y Prensa de Casa Presidencial, que encabeza el periodista Erwin Bladinir Bacca, quien recibió un pergamino de reconocimiento por la colaboración prestada a la institución castrense durante los cuatro años de Gobierno .

Otros reconocimientos se dieron al designado presidencial Víctor Hugo Barnica y al ex presidente Rafael Leonardo Callejas.

En esta celebración del 188 aniversario de las Fuerzas Armadas, fueron ascendidos de general de brigada a general de división, Andrés Felipe Díaz y de teniente coronel a coronel de Infantería, José Ángel Juárez Meléndez

Otros ascensos conferidos fueron, de mayor a teniente coronel de infantería a Omar Alberto Ramos y de caballería a Jorge Alejandro López López. Seis oficiales más ascendieron de teniente al grado de capitán.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *