Una gran cantidad de lirio acuático que ha crecido sobre el espejo de agua de la represa Los Laureles, está siendo retirado por cuadrillas de trabajadores de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) y del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillado (SANAA).

Desde hace unos días, varias microempresas de la comuna y empleados del Departamento de Cuencas Hidrográficas del SANAA realiza labores de sustracción de la maleza, con el propósito de evitar que se introduzca en las plantas potabilizadoras del embalse ya que podría afectar su funcionamiento.

A bordo de lanchas y utilizando vehículos, rastrillos y azadones, entre otras herramientas, el personal ha logrado liberar una buena parte del espejo de agua que había sido cubierto en un 40 por ciento por la planta invasora, por lo que se espera que en las próximas semanas esté limpio en su totalidad.

El lirio acuático invade la represa con la llegada de la temporada seca, al ser arrastrado por las crecidas que en la estación lluviosa tiene el río Guacerique, que es el afluente que la alimenta.

El Departamento de Cuencas Hidrográficas es el que de manera permanente ha estado tratando de resolver esta problemática que lo afecta de manera directa, igual que al Departamento de Operaciones que se encarga del tratamiento del agua, señaló el gerente de la División Metropolitana del SANAA, Carlos Hernández.

Sin embargo, este año el personal de la municipalidad se ha sumado a las tareas de extracción y la Comisión Permanente de Contingencia (Copeco) y el Cuerpo de Bomberos está apoyando con la asignación de las pequeñas embarcaciones.

Hernández indicó que “nos está afectando ya algo y nos podría afectar más por lo que queda del verano” si no llegara a retirarse, pues la zona de la invasión llegó a cubrir unas 20 hectáreas y si no se limpia se perdería mucho líquido.

“Nosotros habíamos empezado, pero estábamos limitados porque la especie acuática creció demasiado, nos va a apoyar Copeco con sus lanchas y los bomberos nos van a prestar una lancha también”, refirió.

“Ya hicimos la relación y tiene una pérdida este embalse de medio millón de metros cúbicos en el período de estiaje, el período de verano que dura unos tres meses para nosotros, si no se llegara a sacar este lirio”, relató por su parte Mario Murillo, jefe del Departamento de Cuencas Hidrográficas. (GCI/AMDC).

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *