Hace más de 41 años que se firmó el convenio de Cooperación de Voluntarios de Japón entre el gobierno hondureño y japonés.

Con el objetivo de informar sobre los logros, retos y las sugerencias de cómo continuar o mejorar sus actividades y presentar el plan de trabajo para el segundo año, un grupo de diez voluntarios de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), presentó el “Informe Intermedio de Actividades del Programa de Voluntarios”, que han ejecutado durante un año de voluntariado en centros de salud y escuelas en el interior del territorio nacional.

El Informe Intermedio lo presentaron Masaya Ishihara, Takamitsu Fukuchi, Yoko Naraki, Takeshi Sonda, Yuika Takayama del Grupo 2016-3 y Mio Shimizu, Shunsuke Makino, Sachi Amano, Manami Sasaki, y Kei Hagihara del Grupo 2016-4 a los representantes de la Embajada del Japón, JICA y de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional.

Los voluntarios japoneses informaron sobre los resultados preliminares y experiencias adquiridas durante su primer año asignado en las diferentes instituciones hondureñas, en donde permanecerán por un año más para finalizar su misión de dos años de trabajo en el país.

El Director de JICA, Nakane Suguru, motivó a los voluntarios, a las contrapartes y las instituciones receptoras a continuar con el trabajo que iniciaron con los voluntarios en sus propias áreas; para asegurar la sostenibilidad del programa.

Además, agregó que “Reafirmo con Ustedes nuestro compromiso con el desarrollo social y económico de Honduras que por medio del trabajo de los voluntarios y las contrapartes logramos cada día”.

“Creemos firmemente en nuestra misión, en la que establecemos la seguridad humana y el crecimiento de calidad como prioridades fundamentales promoviendo al mismo tiempo un mundo libre, pacífico y próspero, donde las personas puedan esperar un mejor futuro y puedan explotar sus potenciales por diversos que estos sean”, enfatizó el representante de JICA.

Para finalizar, señaló que es necesario fortalecer el compromiso entre japoneses y hondureños para trabajar de la mano en el desarrollo de Honduras, asegurando el alcance de nuestros objetivos.

Es importante mencionar que los tres objetivos principales del Programa de voluntarios de JICA son: Cooperar en el desarrollo socioeconómico y la reconstrucción de los países en vías de desarrollo; promover la buena voluntad internacional, profundizar el entendimiento mutuo y desarrollar las perspectivas internacionales y retroalimentar esta experiencia con la comunidad japonesa.

Las autoridades de salud y educación agradecieron la labor de cada uno de los voluntarios y mostraron entusiasmo de continuar con las actividades para alcanzar la meta establecida durante la estancia de los voluntarios en el país.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *