-“Es prohibido olvidar de dónde venimos. No tenemos que volver a pasar días de luto y dolor”, subraya el presidente Hernández al inaugurar el complejo.

– La base fue construida con la ayuda de Estados Unidos

Con el funcionamiento de la Base de Despliegue Operacional de la Fuerza Elite de la Policía Nacional, Tigres, inaugurada ayer martes por el presidente Juan Orlando Hernández, en la ciudad de El Progreso (Yoro), se inicio una nueva etapa en la lucha frontal contra el narcotráfico y el crimen organizado en Honduras.thumbnail (5)

Desde este nuevo centro de operaciones de Tigres (Tropa de Inteligencia y Grupo de Respuesta Especial de Seguridad), se desplegarán todas las operaciones contra el crimen organizado en el sector norte y atlántico del país.

La inversión en la base asciende a 3.3 millones de dólares, financiados por el Gobierno de los Estados Unidos, a través del Comando Sur y de la Oficina del Departamento de Estado para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL), por sus siglas en inglés.tigres 1

El secretario adjunto de la INL, Richard Glenn, asistió al acto de inauguración, donde afirmó sentirse sorprendido con los avances obtenidos por Honduras en los últimos tres años en materia de seguridad, por lo que calificó el aporte de su Gobierno como una certificación al Estado de Honduras, por las acciones ejecutadas en los últimos años.

“Es prohibido olvidar”

“Es prohibido olvidar de dónde venimos. No tenemos que volver a pasar días de luto y dolor”, subrayó el presidente Hernández, al recordar que Honduras en el pasado reciente llegó a ser calificado como uno de los países más violentos y peligrosos del planeta.Tigres

“Esto derivado del tráfico de drogas, armas y crimen organizado, que se agudizaron por haber permeado hasta instituciones de seguridad del Estado”, arguyó el mandatario.

Agregó que Honduras no hubiese llegado a bajar los índices de criminalidad, de casi 90 a 42 muertes por cada 100,000 habitantes, sin la ayuda de gobiernos amigos como el de Estados Unidos, entre otros.

“Hoy, ya hemos alcanzado importantes resultados al lograr evitar la muerte de más de 31,000 personas en el año anterior, y saben lo que significan estas estadísticas, si tomamos en cuenta que estamos hablando de vidas de seres humanos”, reflexionó el gobernante.thumbnail (6)

“A mis amigos de Estados Unidos, México y Colombia les agradezco por ser buenos vecinos y ser parte del trabajo y logros alcanzados en materia de seguridad en Honduras”, reconoció.

Señaló además que la inauguración de la nueva base de Tigres está en el contexto de la celebración de los dos primeros años de la ruta de la transformación de la Policía Nacional.

Confianza recuperada

El presidente Hernández aseguró, asimismo, que la movilización por el territorio nacional de más de 3.5 millones de personas en las pasadas vacaciones de Semana Santa, lo cual provocó una derrama económica de 7,600 millones de lempiras, es una prueba fehaciente de la confianza que han recuperado los hondureños, especialmente en el tema de seguridad.

“El logro alcanzado en la Semana Santa se debe en gran parte a la seguridad brindada por efectivos militares, policiales y otras unidades”, añadió.

Prioridad

El ministro de Seguridad, Julián Pacheco, recordó que “la idea de crear la unidad Tigres fue del presidente Hernández, con la finalidad de combatir la delincuencia y el tráfico de drogas”.

“Devolver la dignidad del Policía hondureño es prioridad para el Gobierno, y una muestra de ello es la construcción de la sede de la unidad Tigres para el sector del Valle de Sula”, destacó Pacheco Tinoco.

Instalaciones de primera

La Base Operacional se construyó en el marco del programa de cooperación entre los gobiernos de Estados Unidos y los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), con el fin de enfrentar las amenazas delictivas transnacionales.thumbnail (4)

Las instalaciones tienen capacidad para albergar a 200 elementos policiales, con toda la logística necesaria para planificar, desarrollar y coordinar operaciones de alto impacto en los departamentos del norte y región atlántica del país, especialmente aquellos afectados por actividades de narcotráfico.

Desde su creación, en el año 2013, los elementos de Tigres han participado en la captura de importantes capos del narcotráfico en el país, con lo que se ha logrado desarticular sus estructuras criminales, contribuyendo a mejorar significativamente los índices en materia de seguridad en los últimos años.

En ese marco de cooperación, el secretario adjunto principal de la INL, Richard Glenn, junto a representantes de la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, entre ellas la encargada de Negocios, Heide Fulton, acompañaron al mandatario hondureño a los actos de inauguración.

De igual manera, autoridades de la Secretaría de Seguridad, Policía Nacional y fuerzas vivas de la comunidad asistieron a la apertura del complejo.

Asimismo, en el evento se informó que también ya se construye una base similar en el municipio de Lepaterique (Francisco Morazán), la cual entrará en funcionamiento en el mes de junio y desde donde se desplegarán operaciones tácticas al resto del país, además de funcionar como un centro de entrenamiento para futuros especialistas de la fuerza elite policial.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *