Las cien obras en cien días que prometió el alcalde Ricardo Álvarez se concretizaron hoy en la colonia El Rosario al norte de Comayagüela, donde se cerró el Plan 100×100 que benefició a unas 250 mil personas de barrios y colonias localizados en zonas de alto riesgo de Tegucigalpa.

“Misión cumplida” expresó el jefe edilicio en el evento de inauguración que se desarrolló en el marco de la celebración del cumpleaños de su esposa Lucrecia Álvarez, quien fue festejada con pastel y mariachis por los vecinos del sector.

El cierre de este importante programa, financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE a través del gobierno central, se realizó en las colonias Izaguirre, El Rosario y la 19 de Marzo, donde más de ocho mil personas fueron beneficiadas con la construcción de cunetas, gradas, huellas vehiculares, pasamanos y puentes peatonales, entre otros.

La inversión ejecutada en este sector es parte de los fondos por el orden de 300 millones de lempiras aprobados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para beneficiar a las personas que viven en zonas de alto riesgo en barrios y colonias de la capital.

El objetivo de este programa, que inició hace 100 días, fue construir rutas de evacuación rápida, como ser calles empedradas, puentes, vados y gradas para que en caso de emergencia las personas puedan evacuar fácilmente el sector en riesgo y salvar sus vidas.

Este plan permitió la construcción de sistemas de evacuación rápida, drenaje de aguas lluvias, muros de mampostería, gradas, pasamanos, empedrado ahogado y balastado de calles, que disminuyen los riesgos en la población que vive más expuesta a los embates de los fenómenos naturales.

Luego de cerrar con esta primera etapa del programa 100×100, el alcalde de la ciudad manifestó que está a cinco meses de dejar su gestión municipal, y una de sus mayores satisfacciones es que entregará una ciudad menos vulnerable a los desastres naturales.

Al finalizar hoy esta iniciativa, hay menos vulnerabilidad en los barrios y colonias pobres de Tegucigalpa y Comayagüela, y más de cinco mil personas han sido ayudadas económicamente con cinco mil empleos directos y 15 mil indirectos, apoyando de esa manera a jefes de familias de escasos recursos económicos.

El funcionario edilicio refirió que durante su administración ha ejecutado muchas obras, pero las más importantes son las que se hacen a favor de los más pobres, quienes son la prioridad número uno y para quienes se hacen obras como las que durante los últimos 100 días se han estado entregando.

Sumado a ello, más de 100 mil personas están viviendo bajo un techo digno, muchas familias cuentan con un suelo digno y reciben agua gratuita, agregó Ricardo Alvarez, quien aseguró que en esta gestión edilicia es cuando se han realizado más obras de infraestructura y sociales que traen consigo la generación de empleos directos e indirectos.

El alcalde mencionó que entregará una ciudad más segura con las obras de mitigación en los cerros El Berrinche, El Reparto y El Bambú, a lo que se suma los trabajos ejecutados a través del Plan 100×100.

En materia de infraestructura, refirió que a Comayagüela le dejará el más grande paso aéreo de Honduras, la ampliación del puente San José y se dejará licitado otro importante paso a desnivel que vendrá a añadirse al “Paz y Esperanza”, el “Paso 12”, “Juventud 101” y “Cuatro Puntos Cardinales”, los que junto al Trans 450 transformarán a la capital en una ciudad moderna.

Aseguró que todos los proyectos ejecutados no los ha hecho para que le agradezcan, sino porque es su obligación y responsabilidad como alcalde de esta ciudad, donde todos tienen derecho a mejorar sus condiciones de vida, especialmente los más pobres, quienes han sido los más importantes para su administración edilicia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *