Adalid Irías, presidente de la Asociación de Consumidores, calificó este lunes al servicio de transporte urbano e interurbano de “pésimo y obsoleto”, por lo que, a su juicio, “no se justifica por ningún motivo un aumento a las tarifas”.

Para Írias, un respetado dirigente popular, la pregunta que hay que hay que hacerle a los transportistas es: “¿Van a dar un mejor servicio de transporte si dan esas rebajas a los combustibles?”.

“Cuando los combustibles han bajado hasta 67 lempiras no han reducido los precios en las tarifas de transporte –recordó-. Esto es la duda que tenemos como consumidores”.

Irías, quien hace unos días fue agredido por un dirigente de transporte en un foro televisivo, por lo que tuvo que ser enviado a un centro asistencial, dijo que “Se ofrece un servicio pésimo en unidades en mal estado”.

Eso, a su criterio, es suficiente justificación para no aumentarle a las tarifas.

Es más –agregó-, la tarifa técnica debe ser de 12.15 lempiras y no como se cobra de 13 lempiras en los buses ejecutivos. Ellos piden ahora aumento a 18 lempiras.

Mientras que en los rapiditos, continuó diciendo “La tarifa técnica debe ser de 10 lempiras y no de 11 como cobran los buses rápiditos. Ellos piden un incremento a 13 lempiras”.

Lo que sorprende es que se levantan de la mesa de diálogo al revisar la fórmula para establecer una tarifa, pues no les beneficia –expuso-. Hoy, piden rebaja en los combustibles y no se justifica, porque el actual servicio del transporte es pésimo y está obsoleto.

Finalmente, Irías dijo: “Vamos a pedir la revisión de la fórmula pero con la participación de los tres sectores: Gobierno, transportistas y consumidores. Como consumidores también no hemos visto beneficios al bajar los carburantes, desde bienes y servicios y precios en la canasta básica”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *