noviembre 27, 2020

El presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica de Honduras (Adecabah), Adalid Irías, advirtió que, aunque el sector transporte lograra acuerdos con el Gobierno, en los próximos meses siempre solicitará una revisión a las tarifas de taxis, mototaxis y transporte urbano e interurbano.

Asimismo, en el foro de Canal 10, Irías indicó que su organización no cree que la rebaja al impuesto de los combustibles que solicita el sector transporte vaya a redundar en la baja del precio a la canasta básica.

Irías reconoció que este es un momento importante para que todos los sectores aporten soluciones a través de un diálogo franco y sincero.

“Me parece importante la petición del sector transporte, se ve atrayente; sin embargo, nosotros hemos hecho análisis que determinan que, si la rebaja de los combustibles traerá un beneficio, será solo para el sector transporte y una porción de la población que tiene vehículos propios”, advirtió.

Insistió en que no cree que esa rebaja (de 23 lempiras) vaya a redundar en abaratar el precio de la canasta básica.

Recordó que “desde el 20 de mayo (del presente año) la organización Ataxish viene pidiendo los aumentos en la tarifa y posteriormente el IHTT (Instituto Hondureño del Transporte Terrestre) les dijo que no era posible”.

Irías consideró que la revisión de tarifas, independientemente del acuerdo al que se llegue entre Gobierno y sector transporte, “va a ser un tema de larga conversación y eso hay que ponérselo en perspectiva al pueblo hondureño

“No es que este acuerdo sea como varita mágica con la que se van a resolver los problemas del transporte urbano, que es un desastre”, afirmó el defensor de los consumidores.

Ser claros

Irías dijo que hay que poner las cosas en perspectiva y ser claros: “nuestra organización no cree que esa rebaja vaya a redundar en canasta básica porque históricamente, cuando los combustibles han bajado en este país, todo mundo se hace el loco al momento de transferirlo al consumidor final, incluso los transportistas”.

“Recuerdo que en 2015, cuando el nivel de los carburantes bajó entre 65 y casi a 70 lempiras y que veníamos de precios elevados, nunca quisieron transferirle ni en canasta básica ni en bienes y servicios”, agregó.

Recomendó analizar las propuestas del Gobierno y de los transportistas para saber qué más va a beneficiar, tanto al sector transporte como a los usuarios, pues –indicó- “consideramos que la revisión de tarifas, independientemente de lo que se logre, va a ser un tema de larga discusión en los siguientes meses”.

Insistió en que el transporte urbano es un desastre, un servicio obsoleto, con unidades en mal estado.

“Posteriormente va a venir revisión de fórmula y de tarifa; eso hay que hablarle de frente al pueblo para ponerlo en perspectiva”, señaló.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *