noviembre 30, 2020

Diócesis chilenas anunciaron nuevos procedimientos en torno a sacerdotes sobre quienes pesan denuncias por presuntos acosos y conductas indecorosas.

El administrador apostólico de Valparaíso, Pedro Ossandón, se reunió con denunciantes de los casos ocurridos en el principal puerto del país y les aseguró que investigará las denuncias contra cinco religiosos, incluido el que fuera su obispo, Gonzalo Duarte, cuya renuncia fue aceptada por el Papa en junio pasado.

SANTIAGO DE CHILE. “Que la Diócesis de Valparaíso comience una investigación previa en contra de todos los sacerdotes que han sido denunciados. Se han comprometido a dentro de los próximos 15 días darnos una respuesta”, confirmó Sebastián del Río, denunciante de Duarte.

En tanto, el arzobispado de Puerto Montt también inició una investigación en contra del sacerdote Dionisio Muñoz por abuso sexual de un menor de edad ocurrido en 1990. En un comunicado, la institución explicó que “en conformidad a lo establecido en las Líneas Guías Cuidado y Esperanza de la Conferencia Episcopal de Chile, se ha iniciado una investigación previa para determinar la verosimilitud de la denuncia”.

Detalló que la acusación se recibió el 20 de julio de 2018 y, “con fecha 26 del mes en curso, se dispuso la suspensión de todas las tareas pastorales del sacerdote, así como también dela celebración pública de oficios religiosos”.

Además, acotó, al denunciante “se le ha manifestado la posibilidad de recurrir a la Fiscalía Regional para canalizar también su denuncia ante la justicia del Estado”.

Como arquidiócesis (cuyo titular, Cristián Caro, el Papa también le aceptó la renuncia) reafirmó “nuestro más absoluto compromiso con la verdad, la justicia y la acogida a los denunciantes”.

Entretanto, los Laicos de Santiago consideraron “insostenible” que se mantenga en el cargo al cardenal arzobispo Ricardo Ezzati y anunciaron que seguirán manifestándose, tal como hicieron en la misa oficiada por el cardenal el pasado miércoles.

“Ya hoy día a la jerarquía no le creemos. La crisis de la Iglesia es una crisis jerárquica que ellos la provocaron. Nosotros sabemos que el arzobispo de Santiago va a salir pronto, no sabemos cuándo”, aseguró Roberto Sánchez, miembro del citado grupo.

Ezzati fue citado a declarar el próximo 21 de agosto en calidad de imputado como encubridor en la investigación de las violaciones de menores denunciadas por su propio canciller, Oscar Muñoz. Según la agrupación, lo más probable es que el arzobispo continúe hasta septiembre en su puesto, por el receso del Vaticano que se extiende hasta agosto.

Publicado originalmente por adndigital.com.py

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *