El alcalde capitalino Ricardo Álvarez anunció hoy que el 20 de enero del próximo año inaugurará el primer paso aéreo de Honduras, lo que vendrá a agilizar el tráfico de más de 52 mil vehículos que a diario transitan por la zona sur de la capital.

La imponente estructura, de 550 metros de longitud, fue bautizada con el nombre de “Ricardo Alvarez”, por mayoría de votos de la Corporación Municipal como un reconocimiento a la gestión del jefe edilicio, quien durante su administración modernizó la ciudad con obras de infraestructura vial que colocaron la capital hondureña como referente en la región.

Al supervisar la obra, que avanza en un 90 por ciento, el alcalde capitalino indicó que hoy lunes 30 de diciembre se esta terminado de instalar lo que es el concreto hidráulico de toda la estructura, por lo que en los primeros 15 días del próximo año se trabajar en los detalles como señalización, iluminación, pintura e instalación del muro perimetral.

“Al finalizar mi administración dejaré trece nuevos pasos a desnivel en la ciudad, el paso aéreo sería el numero 12, el número 13 será el que se construye con el apoyo del gobierno central salida a Valle de Ángeles”, manifestó.

“Con más de mil 200 millones de lempiras invertidos, estamos cambiándole la cara a la capital convirtiéndola en el referente de obras de infraestructura del país, me siento muy orgulloso porque después de 20 años que no se construían obras de este tipo, hoy estamos modernizando la ciudad con 13 nuevos pasos”, expresó el jefe edilicio.

A la vez agradeció el gesto de sus compañeros regidores que durante una reunión de corporación, en la cual el no estuvo presente, el regidor Mario Rivera Callejas propuso que la obra fuera bautizada con Ricardo Álvarez, iniciativa que fue respaldada por la mayoría de los regidores a excepción de uno de ellos que voto en contra.

El monto total de la obra es de 70 millones de lempiras, hasta la fecha se han ejecutado 55 millones y se han instalado el 100 por ciento de las 52 vigas. El proyecto es construido por la empresa SERPIC y supervisado por SAYBE Y ASOCIADOS.

El proyecto consiste en la construcción de una vía rápida con una longitud de 547 metros que inicia en el bulevar Comunidad Económica Europea frente al centro comercial Perisur y finaliza en el bulevar Fuerzas Armadas frente al STYBIS.

La obra de infraestructura es el primer paso aéreo de Honduras y vendrá a disminuir el congestionamiento vehicular en el bulevar Comunidad Económica Europea en la zona sur de Comayagüela, por donde transitan 52 mil vehículos diarios.

Actualmente el tráfico vehicular de desplazamiento en la zona es de 5 a 10 kilómetros por hora, al concluirse el proyecto los conductores podrán conducir a una velocidad de 60 kilómetros por hora, por lo que el tiempo de transito por el sector se reducirá de 45 minutos a 5 minutos.

Una vez terminada esta infraestructura le generará al país un ahorro anual en la factura petrolera de más de 30 millones de lempiras.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *