diciembre 4, 2020

El ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, resaltó que en Honduras en los últimos años se capturó a más de 30.000 criminales, de los cuales más de 7.000 fueron ya judicializados, lo que representa un importante avance en materia de seguridad, en especial en la gestión del presidente Juan Orlando Hernández.

Pacheco Tinoco aseveró que los avances de seguridad en Honduras son tan notorios que eso queda evidenciado “con la baja de la tasa de homicidios en más del 50%, por cada 100.000 habitantes”.

El ministro de Seguridad se refirió al tema en la inauguración del Encuentro Internacional de Investigación Criminal y Criminalística que se realiza en San Pedro Sula con la participación de 13 países.

“En los últimos años, Honduras con la DPI (Dirección Policial de Investigaciones) ha logrado capturar a más de 30.000 criminales o infractores de la ley, y de esos unos 7.000 han sido judicializados, lo que indica que se ha trabajado de manera ardua”, indicó Pacheco Tinoco.

Apuntó que “otra muestra del trabajo que se viene haciendo es que se bajó la tasa de homicidios en más del 50% en los últimos años y ya no somos el país más violento del mundo, ni tenemos a San Pedro Sula como la ciudad más violenta; sin embargo, creemos que no es suficiente”.

Para el funcionario, también se debe resaltar el hecho de que en muchos sondeos se ha confirmado que “en Honduras seis de cada siete hondureños se sienten seguros en su país”.

Más de 26,000 policías

El ministro Pacheco Tinoco afirmó que “se ha hecho un trabajo arduo y otra muestra es que para 2022 se espera contar con un total de 26.000 oficiales de Policía, y eso implica formar a 7.000 nuevos agentes”, los que requiere el estándar de policías por habitantes en el planeta.

Asimismo, recordó que se ha reforzado la institucionalidad y eso llevó a la creación del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional, la Policía Militar del Orden Público, la Fuerza Nacional Anti Extorsión, la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas y los laboratorios de criminalística de San Pedro Sula y Tegucigalpa.

A lo anterior se suma el hecho de contar con 21 laboratorios móviles que facilitan la labor de investigación en todo el país.

También destacó que entre 2011 y 2012 la tasa de homicidios superaba las 86 muertes por cada 100.000 habitantes, y en ese entonces a Honduras se le consideraba una “ruta segura para el tráfico de drogas, algo que hoy erradicamos con trabajo arduo”.

A finales de 2017, el presidente Hernández ordenó convertir la Escuela de Investigación en un Centro de Formación Profesional para convertir a la Policía en una institución más fuerte en el área de investigación y hasta ahora se ha cumplido con el objetivo, refirió.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *