El alcalde del Distrito Central, Nasry “Tito” Asfura, firmó un convenio con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que permitirá a la Alcaldía Municipal acceder a una cantidad cercana a 1.4 millones de dólares que serán invertidos
en los estudios para la construcción de un nuevo colector de agua en el río Choluteca.

Los fondos son otorgados al gobierno de Honduras en carácter de no reembolsables, pero para ser utilizados por la municipalidad en los análisis previos a la edificación de este proyecto y el diseño de una nueva planta de tratamiento de aguas residuales, explicó el titular del gobierno local.

Detalló que el colector tendrá una longitud de 8.8 kilómetros por todo el recorrido del afluente, y a la par de la planta de tratamiento “viene a darnos un paso más de lo que debemos hacer para mejorar toda la infraestructura sanitaria y de agua potable en la ciudad”.

Y es que, desde hace casi 20 años, con el paso del huracán Mitch por la capital, el único receptor existente y la red de tuberías quedó semidestruida, por lo que la estructura de la colonia San José de la Vega apenas atiende alrededor de un 20 por ciento de las necesidades de la población, amplió.

Señaló que esa situación genera la contaminación de los acuíferos, los ríos y quebradas, así como enfermedades, “entonces esto viene a darnos la oportunidad de poder mejorar nuestro sistema sanitario”.

Los estudios son el primer paso, después vendrá la etapa de obtener el financiamiento para su construcción, sin embargo “este es un gran avance y hoy agradecemos al gobierno de Francia la donación de 804 mil dólares para este proyecto, igual que 588 mil dólares del BCIE, también no reembolsables para el tema de estos estudios”, dijo.

Asfura reiteró que para finales de este año se tiene previsto iniciar el proceso de licitación para construir la represa Jacaleapa, al oriente de la capital, y el primer semestre de 2019 el embalse de Jiniguare al sur de la ciudad, las cuales podrían producir unos 12 millones de metros cúbicos del vital líquido cada una.

Todas estas obras servirán para mejorar este servicio en Tegucigalpa y Comayagüela en un mediano plazo, “pero lo más importante que nos está sucediendo ahora es que ya tenemos una empresa que está digitalizando los sistemas de agua potable”, precisó.

De igual manera, el sistema sanitario y pluvial, que incluye la limpieza y reparación de los mismos, control de presiones, cambio de medidores con lectura remota y control de válvulas para sus cierres a control remoto.

“Todo esto nos va a colocar en otra posición para poder mejorar el tema de agua potable de la ciudad”, que cuenta con alrededor de 1.5 millones de pobladores entre habitantes y personas que llegan a trabajar, a quienes hay que ofrecerles estos servicios y generar el cambio que se requiere, insistió.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *