En el marco de la segunda Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica celebrada en Washington entre los países del Triángulo Norte, el Ministro de Desarrollo Económico Arnaldo Castillo, destacó las oportunidades que representa la Unión Aduanera iniciada por Honduras y Guatemala y a la que está por incorporarse la hermana república de El Salvador.

En dicha conferencia encabezada por los presidentes de Honduras Juan Orlando Hernández, de Guatemala, Jimmy Morales, y el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, reconoció el papel decisivo del mandatario hondureño para lograr la Unión Aduanera entre los tres países centroamericanos.

El Ministro Castillo señaló como un paso importante en este proceso de Unión Aduanera la entrada en vigor del Protocolo de Adhesión de El Salvador a la integración profunda entre Guatemala y Honduras.

“La Unión Aduanera contribuye y facilita la libre circulación de los bienes tal como se esperaba, ha venido a incrementar el comercio entre Honduras y Guatemala. La factura y declaración única centroamericana (FYDUCA) transmitidas entre ambos suman al mes de agosto suman la cantidad de $206, 404,066.39”, argumentó Arnaldo Castillo.

Destacó las políticas y acciones que los países del Triángulo Norte están implementando para mejorar los procedimientos aduaneros y agilizar el flujo de mercancías entre Centroamérica y los países de América del Norte.

Los desafíos, obstáculos y oportunidades de progreso que se tienen para los próximos meses. “Para el caso, la homologación de requisitos MSF o de legislación interna a fin de que pueda ser adoptada mediante una resolución para armonización entre las partes.

De igual forma otros aspectos sanitarios, implementación del paso ágil migratorio basados en sistemas informáticos y de seguridad, así como el desarrollo permanente de capacidades para el fortalecimiento de las instituciones, puntualizó.

El titular de Desarrollo Económico dijo que una vez se consolide la Unión Aduanera entre los tres países, la región del Triángulo Norte pasará a convertirse en la octava economía más fuerte de América Latina, con un mercado de 32 millones de habitantes, representando un 68 por ciento de la población centroamericana.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *