En la que fue su primera comparecencia del año, el Presidente electo de Honduras, Juan Orlando Hernández, les pidió a los diputados del Congreso Nacional, discutir y aprobar el dictamen que eleva a la Policía Militar a rango constitucional.

“Es algo crucial que la Policía Militar tenga el rango constitucional porque eso nos garantiza estabilidad. Por eso solicito respetuosamente al Congreso Nacional a que proceda a discutir el dictamen… Es fundamental que esta votación sea lo antes posible y que sea ratificado por el próximo Congreso Nacional”, señaló.

Y agregó: “Si se puede que esta discusión sea hoy, mañana (martes) o en el transcurso de esta semana, pues el pueblo hondureño les estará muy agradecido, porque ya tenemos diseñada una estrategia para que, jueces, fiscales y operadores de la Policía Militar, inicien acciones conjuntas”.

Después de reconocer que el país ha vivido una situación compleja en materia de seguridad y en desigualdades sociales, Hernández enfatizó en que “Por muy difícil que sea la situación yo lo veo el lado de la gran oportunidad de mejorar”.

El pueblo hondureño votó por el lado de buscarle solución a este momento difícil y complejo –prosiguió diciendo–; pero cada hondureño debe poner de su parte para que salgamos juntos. Yo estoy listo para dar todo lo que tenga que dar de mi parte.

Hernández, además, reiteró su compromiso de trabajar incansablemente en materia de seguridad, generación de empleo y la implementación del paquete del programa social “Vida Mejor”: eco-fogón, techo digno, piso de cemento, letrina, filtro y pila de agua y huerto familiar.

El Presidente adelantó que el pueblo hondureño tendrá buenas noticias antes de la toma posesión del próximo 27 de enero medidas claras para promover la transparencia y combatir la combatir la corrupción.

“En materia de anticorrupción, que no les extrañe en los próximos días ver acciones puntuales, porque la época de hacer las cosas indebidamente y de abusar del Estado y de la sociedad han terminado”, advirtió Hernández.

En su comparecencia, Hernández reveló que con su equipo de colaboradores está trabajando en la estructuración del fondo social que permitirá atender a las 800 mil familias más humildes y pobres de Honduras con el programa “Vida Mejor” y el Bono 10 Mil.

“Por eso le pido al Congreso Nacional la aprobación de un presupuesto balanceado que nos permita tener cuatro mil millones de lempiras al año, más los fondos de la cooperación internacional y de las fundaciones de las grandes corporaciones. Les he pedido a la iglesia Católica y Evangélica para que sirvan de veedores de este proceso y podamos llegar a esas 800 mil familias más pobres de Honduras”, dijo.

“Hay un sector que solo conoce la Honduras en la que ellos viven, pero hay otra Honduras, la de personas que viven en casas con techos deteriorados, sin letrinas ni baños y con paredes de plásticos, y que sobreviven con veinte lempiras al día… Pero a esa gente luchadora le digo que van a tener su oportunidad”, finalizó diciendo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *