diciembre 1, 2020

Como un fuerte golpe al crimen organizado, la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) reporta en el mes de enero la captura de más de 150 presuntos miembros de maras y pandillas en barrios y colonias que presentan alta incidencia delictiva.

Con la Operación Morazán II ordenada por el presidente Juan Orlando Hernández, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA) intensificó sus trabajos de saturación para reducir considerablemente el actuar de las estructuras criminales en todo el país.

En el cierre del mes de enero, solo la FNAMP contabiliza la captura de presuntos integrantes de diferentes organizaciones criminales, lo que marca una línea de debilitamiento de estas estructuras del crimen, dedicadas al cobro de extorsión, sicariato, tráfico de drogas, entre otros delitos.

Estos grupos delictivos mantenían en un ambiente de hostilidad a los pobladores de diferentes barrios y colonias del país.

Captura de cabecillas

En esta lista de detenidos, la FNAMP incluye la captura de varios cabecillas de maras y pandillas, quienes eran los encargados de sostener las directrices criminales de sus organizaciones delictivas.

Además, se decomisaron al menos 23 armas de fuego, entre ellas, varios fusiles de asalto, los cuales representaban una amenaza seria para la seguridad ciudadana.

De esta forma se reducen considerablemente los índices de homicidios a nivel nacional.

Asimismo, con el accionar de la Operación Morazán II, se golpeó al crimen de la extorsión en el mes de enero con la captura de más de 40 extorsionadores, quienes se dedicaban a realizar cobros a nombre de las maras y pandillas.

También se evitó que una fuerte cantidad de dinero llegara a manos de estas organizaciones criminales, lo que tiene un impacto directo en el debilitamiento que se ha emprendido en contra de estas estructuras.

Más detenciones

Las autoridades de seguridad del país han detectado y están combatiendo las diferentes formas de actuar de los criminales en varios sectores del país.

En la zona sur, el delito del narcomenudeo se ha disparado considerablemente, por lo que el número de detenciones por esta actividad se incrementó en el inicio del año 2019, lo que ha obligado a los agentes de la FNAMP a marcar algunas líneas de trabajo encaminadas al combate y prevención del narcomenudeo en los departamentos de Choluteca y Valle.

Mientras tanto, en la zona norte y centro del país, el delito de extorsión continúa siendo un reto para las fuerzas de seguridad, reflejo de ello es el número de personas que han sido capturadas en las ciudades de Tegucigalpa y el Valle de Sula durante el mes de enero.

Para sacar de circulación a los extorsionadores, se han tenido que redoblar las operaciones de inteligencia.

En el inicio del mes de febrero, la FNAMP anuncia una ofensiva operativa contra los delitos cometidos por las estructuras criminales, logrando identificar diferentes barrios y colonias del país donde estas organizaciones delictivas se encuentran en un punto de debilitamiento bastante significativo.

Se pueden mencionar: el barrio Buenos Aires y el sector Villeda Morales en la capital; colonia Miguel Ángel Pavón y el sector Planeta en el Valle de Sula, lugares donde ya se están ejecutando programas de intervención social por parte del gobierno de la República.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *