Los alcaldes de los municipios de los departamentos de Comayagua y La Paz le solicitaron al presidente Juan Orlando Hernández más personal de Policía Nacional (PN), Policía Militar del Orden Público (PMOP), Fuerza Tigres y Fuerza Nacional Anti Maras y Padillas (FNAMP) para enfrentar la criminalidad en estas comunidades.

Luego de una reunión con alcaldes, fuerzas vivas, gobernadores y miembros de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), el mandatario dijo que “todos los alcaldes de los departamentos de Comayagua y La Paz se sumaron a la petición de más recursos; no solamente patrullas (vehículos), no solamente motos, sino que quieren más personal”.

En Tegucigalpa -comentó el gobernante- este tema “no me lo tienen como prioridad, pero mantener policías, policías militares, la FNAMP, que debe de tener más presencia aquí, vehículos, comida, combustible, toda la parte tecnológica, tiene un costo”.

El titular del Ejecutivo afirmó que no le cabe la menor duda de que, al cerrar el ciclo de visitas a diferentes comunidades del país para dialogar sobre este tema, se mantendrá la tendencia clara de ir al Congreso Nacional a pedir apoyo para tener más contingentes de la Policía Nacional, Fuerza Tigres y Policía Militar y la FNAMP.

“Yo les he pedido el apoyo a los líderes locales y me alegra el nivel de conversación muy cercana que tienen con las autoridades”, añadió.

Se ha avanzado

Luego de conocer el informe brindado por Fusina en relación a los logros obtenidos en la zona central del país en materia de seguridad, el presidente Hernández indicó que “hemos avanzado, pero el problema no está resuelto, es de grandes dimensiones”.

Dijo que es necesario prepararse, pues resolver este problema delincuencial va a tomar tiempo “y requiere entender la dimensión del enemigo que enfrentamos y esto no es solo para nuestra generación, sino que la de nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos”.

“Quiero felicitarlos por el nivel de coordinación que tienen a nivel de operadores de justicia”, dijo.

Seguidamente agregó que “creo que son un ejemplo en el país; por lo tanto, queremos documentar esto para que nos sirva en otros lugares”.

“Quiero decirles a los pueblos de Comayagua, La Paz y a toda Honduras: si algo queda claro es que a pesar de los avances estamos enfrentando un enemigo de grandes dimensiones”, insistió.

Aceptó el mandatario que el desarrollo del Valle de Comayagua y La Paz también va a traer, “y ya nos está trayendo, complicaciones”.

Por lo anterior, el gobernante expresó que “me parece que la población tiene que estar consciente de que en la medida que avanza el desarrollo en carreteras, el aeropuerto de Palmerola, obviamente que eso va a traer muchos desafíos, muchos riesgos, muchos peligros”.

Solicitó a la ciudadanía tomar medidas para enfrentar el flagelo delincuencial, entre ellas, comunicar, dar información cuando se encuentren con personas desconocidas o que estén haciendo actividades ilícitas.

Proteger a los microempresarios

El titular del Ejecutivo dijo que se tiene la preocupación de que delincuentes le hagan competencia a los programas de acceso al crédito que está promoviendo el Gobierno, obligándolos a tomar dinero con un alto costo de interés.

Reconoció que la microempresa genera el 70 por ciento de los empleos en el país y lastimosamente solo recibe el tres por ciento de todo el pastel del crédito.

Es por eso -anunció el mandatario- que “hemos tomado la decisión hoy de acompañar este esfuerzo con seguridad, porque se tienen que desplazar a todos aquellos que abusan de la gente imponiéndoles altas tasas y también sometiéndoles la amenaza de quitarles la vida”.

El combate a otros tipos de violencia

El gobernante también mencionó que “hemos visto acciones delictivas asociadas a violencia que termina en homicidio por culpa del alcoholismo”.

También -expresó- hay una famosa frase: “problemas personales” que se quieren resolver con violencia y terminan asesinando o hiriendo a otro.

“La violencia intrafamiliar también es otro fenómeno que está incidiendo de manera importante” y que se tiene que combatir, añadió.

Para finalizar, el presidente Hernández pidió que “entendamos que este es un fenómeno de grandes dimensiones y tenemos que explicarle a Honduras y al mundo qué es, qué significa este fenómeno delincuencial, para que entendamos toda la fuerza que hay que ponerle”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *