La Comisión Especial no canceló al Comisionado Ambrosio Maradiaga Ordoñez; él forma parte de un grupo de 35 oficiales que salieron de la institución en 2014, y que posteriormente fueron investigados por la DIECP, por el supuesto delito de enriquecimiento ilícito, y cuyos expedientes fueron remitidos al TSC y al MP

Ante la reciente captura del Comisionado de Policía, en condición de retiro, Ambrosio Maradiaga Ordóñez, a quien se acusa del delito de lavado de activos, el miembro de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional de Honduras, Omar Edgardo Rivera Pacheco, manifestó que “este tipo de acciones forma parte del proceso lógico de lucha en contra la vil impunidad que por décadas había reinado en la entidad armada”.

“Si existe indicio de la supuesta comisión de un delito y sustento probatorio, el Ministerio Público (MP), a través de sus organismos especializados, debe investigar y acusar al sospechoso, y los tribunales de justicia –en el marco del debido proceso, y garantizando el derecho legítima a la defensa y a la presunción de inocencia- debe proceder conforme a Ley” expresó.

Enfáticamente indicó que “si –el oficial capturado- es culpable debe ser castigado y si es inocente debe ser absuelto”.

“La Comisión Especial no canceló al Comisionado Ambrosio Maradiaga Ordoñez; él forma parte de un grupo de 35 altos oficiales que salieron de la institución en el año 2014, y que posteriormente fueron investigados por la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), por el supuesto delito de enriquecimiento ilícito, y cuyos expedientes fueron remitidos, tanto al Tribunal Superior de Cuentas (TSC), como a unidades especializadas del MP” reveló.

Rivera Pacheco, informó que “muchos oficiales y ex oficiales de la Policía Nacional de Honduras, han podido desvanecer los señalamientos de incongruencias patrimoniales y otros delitos, por los cuales se les ha acusado, y han recibido sus respectivos finiquitos, pero hay otros que tendrán que enfrentar procesos judiciales y ahí aclarar su situación, ya que en la etapa investigativa no están en la mejor condición”

“Que bien que el MP, está evacuando los casos que tiene en su poder; que bien que todo avanza de la mejor forma y se podrá castigar a quien haya transgredido la Ley y beneficiado de cualquier tipo de actividad criminal o corrupta; pero también, que bien que se le dará a los señalados la oportunidad de probar su inocencia, si ellos así están en la posibilidad de hacerlo” apuntó.

El dirigente de la sociedad civil reafirmó lo que en reiteradas ocasiones ha señalado, en torno a que “la depuración policial estará incompleta si no se castiga a quienes cometieron delitos; la Comisión Especial actúa en el marco administrativo de sus competencias, pero son los entes contralores del Estado y las instituciones operadoras de justicia quienes tienen la obligación de investigar, acusar, juzgar y castigar a quienes hayan transitado por el sendero de lo ilícito”.

CASOS REMITIDOS AL MP POR PARTE DE LA COMISIÓN ESPECIAL

La Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional de Honduras, fue creada mediante el Decreto Legislativo 21-2016, aprobado por el Congreso Nacional de la República, el que fue publicado en el Diario Oficial “La Gaceta” el 8 de abril de 2016, para redinamizar la estancada profilaxis y modernización de la Policía Nacional; el Decreto 21-2016 también declara emergencia nacional la depuración de la Policía Nacional y faculta a la Comisión, que durará un año, a separar a policías si no se reúnen los requisitos de idoneidad y confianza.

De acuerdo al decreto de emergencia aprobado por todas las facciones legislativas a inicios del mes de abril de 2016, la Comisión Especial en el proceso de depuración tiene, entre otras atribuciones, la de remitir al MP y al TSC, los expedientes de las personas canceladas por la supuesta comisión de un ilícito.

Al respecto, la Comisión Especial ha remitido a la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de Depuración Policial (UF-ADPOL), del MP, 1,761 expedientes completos y denuncias ciudadanas, los cuales arrojan indicios de supuesta responsabilidad penal de más de 2 mil oficiales de diferentes grados, agentes de escala básica y personal auxiliar de la Policía Nacional y funcionarios de la Secretaría de Seguridad.

La UF-ADPOL, del MP, está conformada por fiscales, investigadores y peritos especializados, que evalúan la documentación remitida y formulan –cuando corresponde- los pertinentes requerimientos fiscales.

En la actualidad, la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional e Honduras, ha cancelado 5 mil 521 policías, reformado el marco legal policial, transformado el sistema educativo y fortalecido sus capacidades investigación criminal, en el marco del proceso más agresivo de reforma policial acaecido en la historia de esta entidad de seguridad del Estado.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *