El Gobierno de Honduras, a través de la Secretaría de Finanzas, firmó un importante convenio de financiamiento con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el objetivo de mejorar la gestión y la calidad de los servicios de salud materno-neonatales en los municipios más pobres del país.

El convenio de crédito es el No. 4619/BL-HO, por un monto de 69 millones de dólares, que se destinarán para la inversión en 15 hospitales priorizados a nivel nacional para la reducción acelerada de la mortalidad materna infantil y que va a beneficiar a 1,5 millones de hondureños en 36 municipios.

“Para el BID es un honor contribuir con la mejora de la salud del pueblo hondureño; la firma de este convenio tiene como objetivo contribuir a la reducción de los índices de mortalidad neonatal en los municipios más pobres del país”, expresó el representante de ese organismo en Honduras, Eduardo Almeida.

Honduras es uno de los países de la región que ha mostrado mejoras sustanciales en la reducción de la mortalidad materna infantil; se ha disminuido de 73 a 60 muertos por cada 100.000 nacidos vivos del 2010 al 2015, explicó Almeida.

“Es inobjetable mencionar el progreso de Honduras al salvar la vida de muchas madres en el país y debemos estar complacidos por eso, pero no satisfechos, porque en Honduras una mujer está muriendo cada 48 horas por causas maternas evitables, lo cual también es inaceptable” agregó el representante del BID.

El desafío para los próximos cinco años es reducir la causa de muerte de las madres y sus hijos, y mejorar la nutrición para evitar la muerte de un promedio de 3.500 neonatos anualmente a través de mejorar el modelo de prestación de servicios de gestión descentralizada de primer nivel.

La primera dama, Ana García de Hernández, en representación del presidente Juan Orlando Hernández y testigo de honor en la firma del convenio, aseguró que el préstamo es altamente concesional para ser invertido en el área de salud en temas que tienen que ver con la mortalidad infantil y la atención a las madres embarazadas.

“Este acuerdo contempla mejorar las atenciones en 15 hospitales del país y centros hogares infantiles donde las madres llegan para ser atendidas previo al parto en los hospitales; también abarca las unidades descentralizadas de salud que están en manos de municipalidades y otras organizaciones que hacen un acercamiento de los servicios de salud a la población”, añadió García de Hernández.

La esposa del mandatario hondureño aseguró que mejorar los servicios de salud es una visión y un legado que dejará el presidente Hernández al terminar su periodo, para beneficio de la población más vulnerable.

Datos sobre el convenio:

Los fondos serán ejecutados por la Secretaría de Salud a través de cuatro componentes:

1.- Fortalecimiento de la gestión y calidad de los servicios obstétricos-neonatales.

2.- Mejora en el equipamiento e infraestructura de los servicios de salud.

3.- Fortalecimiento institucional, innovaciones tecnológicas y sistema de información.

4.- Administración y evaluación del programa.

El instrumento fue suscrito por la secretaria de Finanzas, Rocío Tábora, y el representante del BID en Honduras, Eduardo Almeida, y como testigos de honor la primera dama, Ana García de Hernández, y la secretaria de Salud, Alba Flores.

Este es un modelo de financiamiento en base a resultados (FBR), que consiste en la contratación de gestores para brindar servicios de salud mediante un pago per cápita y por parto atendido, ambos vinculados a indicadores de desempeño. Este modelo también se implementó en los hospitales, mediante la contratación de fundaciones a las cuales se les transfiere un presupuesto anual.

A través de esta iniciativa se pretende reducir en un 15 por ciento la mortalidad neonatal y en 10 por ciento la mortalidad materna en seis departamentos y 33 municipios priorizados.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *