Esta tarde, representantes de Fundación Abrigo y la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, sostuvieron una cordial reunión para explicarle el funcionamiento de los centros hogares.

La Fundación se ha dedicado a prestar techo y abrigo a los familiares de los pacientes que están hospitalizados en los centros asistenciales de Tegucigalpa en: Hospital Escuela, María de Especialidades Pediátricas y el Centro Nacional de Niños Quemados, y en San Pedro Sula: Mario Catarino Rivas.

Una de las condiciones para que los familiares de los enfermos puedan pernoctar en las casas hogares, deben ser parientes de los hospitalizados, no tener familiares y no residir en las ciudades antes mencionadas.

Además de prestarles una cama confortable para el descanso nocturno digno, también les brinda tres platos de alimentos al día, gracias a donaciones de personas, empresas y asociaciones que deciden compartir con la Fundación Abrigo para esta loable actividad filantrópica.

Lourdes Matute, directora ejecutiva de la Fundación, destacó que al año reciben al menos 75 mil personas y que a lo largo del tiempo se han ayudado a más de un millón de compatriotas que llegaron a los centros, a través de una remisión de Trabajo Social de los hospitales donde fueron atendidos sus familiares.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *