La cría de guacamayas y su posterior liberación es un programa que el Gobierno pretende instaurar en seis zonas de Honduras para fortalecer la conservación de la especie e impulsar el turismo, anunció el presidente Juan Orlando Hernández durante su visita al Parque Arqueológico Los Naranjos, en Santa Cruz de Yojoa (Cortés).

Hernández visitó Los Naranjos como parte de su cruzada de impulso a las zonas turísticas de Honduras con miras a las próximas vacaciones de Semana Santa, en compañía del director del Instituto Hondureño de Turismo, Emilio Silvestri, y líderes locales.

“Queremos que el país se convierta en un santuario de las guacamayas”, el Ave Nacional, dijo Hernández en una reunión realizada en el Museo del Parque Arqueológico con líderes de la localidad y representantes de la empresa privada, entre otros sectores.

Precisó que “las regiones de Roatán, El Cangrejal, Gracias, Lempira; Copán Ruinas, Los Naranjos y Gracias a Dios” son los lugares donde se busca implementar el programa de cría, reproducción y liberación de guacamayas.

El país de las guacamayas

Hernández explicó que, con el objetivo de fortalecer el sector turismo, generar empleo y oportunidades de ingresos para la población en general, “queremos que Honduras se convierta en el país de las guaras”.

El programa, consideró, “puede ser un importante generador de fondos para las regiones, además de fortalecer las colonias del Ave Nacional, que en los últimos años se han visto crecer de manera sustancial”.

Citó como uno de los grandes ejemplos registrados en Honduras el resurgimiento de la guacamaya azul, que estaba en peligro de extinción pero de la que ahora hay varias crías en Copán Ruinas.

Hernández se ha convertido en los últimos años en un importante impulsor del Ave Nacional al promoverla en su vestimenta y propiciar condiciones favorables para su cría y liberación.

Programa conjunto con México

El gobernante informó que se quiere trabajar en conjunto con México un programa artificial y de cautiverio de corto plazo que se realiza con buen suceso en ese país y que se quiere replicar en Honduras.

Uno de los grandes objetivos implica que la cría y liberación de las guaras se realice en zonas protegidas, agregando valor a los espacios y reservas naturales y generando atractivos para el turismo.

El representante de la ONG Árbol de Misericordia, Leonel Herrera, manifestó que en Los Naranjos “estamos abiertos a trabajar en este aspecto y se pretende involucrar a las centros educativos para generar conciencia sobre el cuidado que se debe ofrecer a las aves”.

“Queremos involucrar a 1.500 alumnos de escuelas y centros educativos cercanos, para que las nuevas generaciones aprendan sobre esta importante especie”, indicó Herrera.

Apuntó que el interés igual pasa “por incentivar el turismo y que las comunidades sean parte del proyecto de cría y liberación de guacamayas en esta región”.

El Parque Los Naranjos está situado en el costado noroeste del Lago de Yojoa y en los últimos meses, con el mejoramiento del museo y la práctica de kayak en el canal del lago, ha vivido un crecimiento turístico importante.

En Copán Ruinas se realiza en junio el evento denominado Guacamaya Fest, organizado por la Cámara de Comercio de Industrias de la localidad con el fin de propiciar un ambiente favorable para la conservación de las aves y fomentar el turismo en toda la región.

De interés

1. En 1993, la guacamaya roja fue seleccionada como símbolo de la fauna de Honduras y declarada como el Ave Nacional según el decreto N° 36-93 emitido por el Congreso Nacional.

2. La esperanza de vida media de la guacamaya puede variar desde los 60 hasta los 100 años, dependiendo del lugar donde resida.

3. Su nombre científico es Ara Macao y llama mucho la atención porque lleva en su plumaje los tres colores primarios con mucha intensidad, y además por su tamaño e inteligencia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *