Tegucigalpa.- Los maestros Rita Maritza Centeno, Mirra Yesenia Osorio y Yuni Donato López se convirtieron hoy en los primeros beneficiados con el programa de alivio de deudas que impulsa el presidente Juan Orlando Hernández para favorecer a los trabajadores de los sectores público y privado, en especial a los docentes.

El programa de alivio permitirá que miles de docentes que están altamente endeudados con cooperativas y otras instituciones consoliden sus saldos con un solo acreedor, el Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema), a mayor plazo y menor tasa de interés.

El presidente Hernández entregó hoy a los primeros tres docentes beneficiados sus nuevos esquemas de crédito otorgados por el Inprema.

La profesora Rita Maritza Centeno, de Corozal (Atlántida), casi lloró de la alegría al saber que con el programa de alivio de deuda su cheque tendrá un incremento de 575 a 4,626.07 lempiras, bajo un esquema que le permitirá consolidar todos sus compromisos económicos.

“Esto es algo grandioso, he pasado años con este problema y en 2016 hice el último intento y no pude lograrlo, pero hoy gracias a este programa tendré más dinero en mi cheque”, dijo Centeno luego de firmar su consolidación de deudas y recibir de manos de Hernández su nuevo esquema de crédito que le permitirá recibir más dinero de su salario.

El programa de alivio de deudas para docentes y demás empleados públicos y privados permitirá en su primera fase que todos los maestros que perciben hasta 2.000 lempiras, o menos, de sus salarios nominales obtengan más fondos luego de consolidar sus compromisos con una deuda a más largo plazo, pero con menor tasa de interés.

“Este alivio de deuda me está cambiando la vida y como lo está haciendo conmigo, lo hará con muchos maestros que están viviendo este problema”, dijo Centeno, maestra con 38 años de ejercer la docencia y que viajó desde Corozal a Tegucigalpa para conocer el programa de financiamiento.

El esquema de alivio financiero para los maestros arrancará este sábado con brigadas del Inprema que se desplazarán a diferentes sectores del país para atender casos de docentes que reciben 2.000 lempiras o menos de su salario.

Alivio para solventar la crisis

Otra de las primeras maestras beneficiadas es Mirra Yesenia Osorio, de San Lorenzo (Valle), quien, tras 27 años de ejercer la docencia, paralelamente se ha visto obligada a vender mercadería para cumplir con todas sus obligaciones debido a su alto endeudamiento.

“El alivio de deuda viene a solventar mi crisis financiera”, dijo Osorio, quien afirmó que “antes solo me salían 947 lempiras de mi sueldo y hoy estaré recibiendo más de 5.000 lempiras; eso es algo que no sé cómo agradecérselo al presidente Hernández”.

Un respiro

“Hemos trabajado durante mucho tiempo en este esquema y queremos que el docente, el empleado público y hasta los del sector privado puedan trabajar con este esquema que les permitirá sentir cierto respiro, porque han estado altamente endeudados durante muchos años”, dijo Hernández en una conversación con los tres docentes que le visitaron en Casa Presidencial.

“Queremos que el docente pueda tener un mayor ingreso y este programa les va a permitir eso”, dijo Hernández.

Recomendó que “es importante que el maestro adquiera educación financiera para que pueda vivir con mayor tranquilidad y evite volver a endeudarse a tan alto costo”.

Lo ideal es que el docente que afronta serios problemas económicos “conozca cuánto le deducen, dónde está ese dinero y para qué ha servido, incluso hasta debe tener una cuenta personal sobre sus aportaciones”, añadió.

Un cambio de 180 grados

El profesor Yuni Donato López, de Nacaome (Valle), tras 21 años de impartir clases en el sector público recordó que le ha resultado difícil sobrevivir con las muchas deducciones que tiene de su salario.

“Mi vida ha cambiado en 180 grados, gracias al programa; antes recibía 1.283 lempiras y ahora el próximo mes mi cheque será de 6.444 lempiras, es un dinero que servirá mucho a mis hijos y en la economía del hogar”, dijo López.

También relató que cuando muchos de sus colegas se dieron cuenta de su caso empezaron a preguntar sobre el programa “porque -le dijeron- ‘nos va a permitir obtener más dinero en nuestros cheques’”.

Enfatizó que una vez que otros maestros conocieron sobre su problema y la solución que se le ha presentado por medio del programa “han visto que es una realidad y máxime porque yo obtendré el beneficio a partir del próximo mes”.

Más apoyo

El titular del Ejecutivo dijo a los docentes beneficiados que también “queremos que ustedes puedan optar a los programas de crédito que tiene el Gobierno, uno de ellos Crédito Solidario, el que les puede permitir fortalecer los negocios que ustedes han utilizado para mejorar los ingresos de sus familias”.

Hernández expuso que “vamos a seguir trabajando hasta que la mayoría de docentes puedan acceder a este programa, primero con los que reciben hasta y menos de 2.000 lempiras y luego vamos con los que reciben hasta y menos de 5.000 lempiras, porque es una buena cantidad de los docentes los que están altamente endeudados”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *