De acuerdo a registros de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), la institución brindó más de 2,600 atenciones multidisciplinarias en los dos primeros meses del año 2018 a 1405 infantes mediante sus seis oficinas regionales con sede en la zona Centro Oriente, Norte, Sur, Atlántica, Centro y Occidente, de las cuales el 58 por ciento corresponde al género femenino y el 42 al masculino, o sea; 821 niñas y 584 niños.

En este sentido, la DINAF trabaja en la articulación del Sistema Integral de Garantía de Derechos de la Niñez en Honduras, una iniciativa que impulsa el Presidente Juan Orlando Hernández y la Primera Dama, Ana García de Hernández con el acompañamiento de la cooperación internacional a través del Proyecto Proniñez.

Los tipos de atenciones que se les brinda a los Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) van desde atención legal, médica, psicológica, social y comunitaria, las cuales se enmarcan en el cumplimiento del mandato por ley que rige el quehacer de la DINAF.

De los 455 casos de niños y niñas atendidas por algún tipo de vulneración de derechos, 153 de ellos corresponde a situaciones especiales que va desde abuso sexual, desplazamiento forzado, pornografía infantil hasta narcomenudeo, seguido del maltrato por omisión que corresponde a 95 casos, 70 recae en el maltrato por trasgresión, 63 por insatisfacción de necesidades básicas, 36 para los infantes que carecen de representación legal, 20 por adicción a sustancias o expuestos al riesgo de adicción, 7 por maltrato por supresión, 6 por abandono en un lugar público y 5 para los casos de aquellos niños y niñas que no fueron reclamados por sus progenitores.

Así mismo, a nivel nacional se contabiliza el ingreso de 74 infantes de los cuales 27 son niños y 47 niñas, a Centros de Protección Temporal y 114 a Instituciones Residenciales de Cuidado Alternativo (IRCA), 47 niños y 67 niñas, como una medida de protección asignada.

La vulneración de derechos incluye todas las acciones u omisiones que impiden que los niños, niñas y adolescentes, satisfagan sus necesidades fundamentales, contenidas como derechos en la Convención de los Derechos del Niño o que implican no proporcionar los medios o asistencia para que la niñez desarrolle su personalidad, talento y habilidades.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *