Veinte estudiantes de todo el país recibieron hoy el Premio Oro a la Excelencia Académica “Padre José Trinidad Reyes” en su VI edición, de parte del presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández, que reconocieron así el esfuerzo y la labor de dichos jóvenes.

De los 20 galardonados, 18 alumnos provienen de colegios públicos de todo el país, uno del sector privado y otro del sector discapacidad.

Con este premio, instituido por el presidente Hernández con motivo del Día del Estudiante (11 de junio), se ha reconocido hasta la fecha a más de 100 estudiantes con excelencia académica a nivel nacional.

Cada galardonado recibió una medalla al mérito, un pergamino, una laptop, un premio en metálico y una beca del programa Honduras 20/20 para que puedan potenciar aún más sus estudios.

Alumnos 5 estrellas

La alumna del Instituto Gubernamental Juventud Hondureña de Ocotepeque, Andrea Vásquez, en representación de los galardonados, expresó: “Gracias, señor presidente, por apostarle a la educación y por creer en nosotros”.

Vásquez afirmó que “este premio simboliza la excelencia y el sacrificio para devolverle a la Patria todo lo que me ha dado en un futuro”.

Invitó a todos los estudiantes de Honduras para que se esfuercen y logren sus metas y sueños a través del estudio.

La alumna premiada del Instituto Evangélico Virginia Sapp (sector privado), de Tegucigalpa, Annette Michell Briceño Valladares, apuntó que “este es un enorme privilegio recibir este premio en nombre de muchos estudiantes con excelencia académica”.

Briceño Valladares alentó a los jóvenes para que estudien y no desmayen en alcanzar sus propósitos y así engrandecer a Honduras.

Proveniente de la aldea Azacualpita (Gracias, Lempira), la estudiante del Instituto Ramón Rosa, Gregoria Sarmiento Perdomo, puntualizó que “estoy contenta de poder lograr la medalla de excelencia académica. Esto lo recibo con humildad en nombre de todos los estudiantes de mi colegio”.

“No importa el lugar del que vengamos, lo que importa es el esfuerzo que podamos poner en nuestras metas para ser profesionales de primera y hondureños de bien”, resaltó.

Ejemplo de vida

Originaria del municipio de Colomoncagua (La Paz), Samantha Manueles Romero es un ejemplo de superación y tenacidad al vencer el obstáculo de su ceguera y demostrar que se puede lograr la excelencia académica.

Manueles Romero estudia en el Centro Educativo Lorenzo Cervantes de La Paz (La Paz). La joven no vidente señaló que “todas las horas de desvelo y de mucho esfuerzo, a pesar de mi limitación, tienen su recompensa”.

“Me siento feliz y agradecida por el reconocimiento que el señor presidente nos ha hecho a todos los estudiantes. Yo tengo una limitante en mis ojos, pero la he logrado vencer a través del Braille (sistema de lectura y escritura táctil diseñado para personas ciegas), instrumento con el que estudio todos los días”, indicó.

“No hay excusas para nada. Yo llamo a los estudiantes que ponen peros a todo, que vean la discapacidad que tengo y no le pongo peros a estudiar y lograr la excelencia”, remarcó Manueles Romero.

La madre de Samantha Manueles Romero, doña Rosa María Romero, expresó que “me siento orgullosa de mi hija porque para ella no existen limitantes. Como padres le apoyamos y le damos todo lo mejor para que pueda salir adelante”.

“Secundo la idea del presidente de la República, de que la responsabilidad de la educación en primer lugar es de nosotros los padres. Tenemos que estar pendientes de sus tareas, que cumplan con sus asignaciones y velar porque su futuro sea estudiar y capacitarse más cada día”, subrayó.

Un éxito de padres, maestros y alumnos

El presidente Hernández afirmó que la obtención de este reconocimiento es producto del éxito de los padres, maestros y alumnos.

“La educación es una obligación de todos y para ustedes los estudiantes es un derecho que nadie se los puede quitar”, remarcó Hernández.

Enfatizó que “nadie le puede negar el derecho del pan del saber a los niños y niñas, y máxime a los más necesitados; eso no es justo, eso no puede ser”.

El gobernante subrayó que está convencido de que la educación cambia la vida para bien, algo que “yo lo viví en experiencia propia”.

Dar pasos agigantados

El titular del Ejecutivo reflexionó que “tenemos que dar pasos agigantados porque las profesiones que tenemos hoy en unos años ya no nos servirán de mucho. Necesitamos entrar al mundo digital, por eso hoy es el momento de decirles a ustedes, jóvenes: con ustedes vamos a comenzar la nueva era de la educación en Honduras”.

“Abran su mente, aprovechemos esta oportunidad, tenemos que cambiar nuestra manera de pensar, nosotros en el Gobierno estamos dispuestos a poner nuestra parte”, remarcó.

El mandatario felicitó a los 20 jóvenes talentosos, pues muestran al resto de los hondureños que sí se pueden hacer las cosas bien y con excelencia.

A continuación se adjunta el listado de los 20 estudiantes galardonados:

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *