FRANCIA.- El Parlamento de Francia aprobó el pasado martes 2 de julio una nueva ley que prohíbe a los padres castigar físicamente a sus hijos. La normativa no supone una sanción penal pero busca, según dicen, cambiar las actitudes de los progenitores hacia los niños.

Después de un largo proceso legislativo y luego de que haya sido votado en la Asamblea Nacional el pasado mes de noviembre, los senadores dieron su respaldo unánime a la regla que veta todas las formas de violencia en la educación de los niños.

La normativa debe ser inscrita en el Código Civil y luego será leída durante las ceremonias de matrimonio donde los votos matrimoniales incluirán la frase que reza: “La autoridad de los padres se ejerce sin violencia física o psicológica”.

El texto, que fue promovido por la diputada de MoDem Maud Petit, no no proporciona una sanción penal porque es de naturaleza civil. El objetivo es esencialmente cambiar las actitudes y comportamientos de los padres en los próximos años.

Con esta medida, el país frances se suma a una lista de 55 países que ya han abolido esta práctica. Suecia es el pionero desde 1979.

Publicado originalmente por adndigital.com.py

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *