Tegucigalpa- En un zafarrancho termino la instalación de la junta provisional del Congreso Nacional, por parte de la bancada del Partido Libertad y Refundación (Libre).

Este día, diputados de Libre, interrumpieron el inicio de la sesión preparatoria durante la instalación del Congreso hondureño y causaron instantes de caos luego que diputado del oficialista Partido Nacional, Reinaldo Sánchez, presentará la moción para juramentar como presidente provisional del directorio al congresista Mauricio Oliva.

Los protestantes, quienes perdieron la compostura, llegaron incluso a arrebatar el micrófono al ministro del Interior y Población, Áfrico Madrid y al mismo Oliva después que fue juramentado al frente del legislativo.

Igualmente fue juramentada como vicepresidenta la diputada por el central departamento de La Paz, Gladys Aurora López y como secretario el diputado por el occidental departamento de Santa Bárbara, Mario Pérez.

Los impulsos de los diputados de Libre les llevaron también a arrebatar el micrófono al diputado Oliva, una vez que éste fue juramentado y ya presidía la sesión. Oliva debió concluir la sesión sin equipo de audio.

Ante la acción vandálica, Manuel Zelaya manifestó que esta acción, “es un derecho que tenemos todos los diputados” al señalar que “el resultado fue que se nos negó el derecho”.

Con relación a la junta directiva provisional, subrayó que “no sometieron a votación la directiva, dijeron se aprueba y queda aprobada y no la sometieron a votación, o sea que esa directiva, es ilegal”, arguyó.

En ese sentido, dijo que “pasado mañana (jueves) se elige el presidente en legalidad y espero se respeten los procedimientos parlamentario y que no establezcan una dictadura”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *