Un joven de trece años se suicidó hoy en el municipio de la Villa de San Francisco, Francisco Morazán presuntamente por la falta de afecto que le demostraban sus padres.

Según testigos que lo acompañaban, minutos antes de tomar la fatal decisión de colgarse de un árbol, el ahora occiso de nombre Josué Benítez Rosales, les comentó que “su madre no lo quería” y al momento de subir por las ramas de un árbol les grito “mi familia no me quiere y me tratan como a un perro”

Inmediatamente sus amigos trataron de socorrerlo, pero fue imposible salvarle la vida, por lo que no les quedó más remedio que comunicarles a sus familiares, la fatal noticia de la muerte del joven rosales.

Al consultarles a los familiares del fallecido, estos informaron que Rosales salió temprano de su casa de habitación junto a dos amigos, con quienes se dirigió supuestamente a cortar leña, y que en ningún momento imaginaron que este tomaría el camino de quitarse la vida.

Horas después llegaron las autoridades de Ministerio Publico y el cuerpo de Bomberos para hacer el levantamiento y las respectivas investigaciones.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *