El Congreso Nacional en su primera reunión virtual de la historia, aprobó reformar el artículo 2 del Decreto 198-2018, el que consiste en autorizar a la Municipalidad de San Pedro Sula para que pueda utilizar recursos del préstamo para obras de infraestructura en las áreas de salud y prevención contra esta pandemia de COVID-19.

Con el entendido de que todos los fondos utilizados sean transferidos al renglón de infraestructura una vez se normalice la situación.

La autorización fue aprobada con la dispensa de dos debates solicitados por el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva.

Asimismo, Oliva recordó que San Pedro Sula es el epicentro de la pandemia, que se debe ayudar porque es la ciudad más productiva del país a través de la historia.

Por parte de la Comisión Especial, el diputado Mario Pérez explicó que “No es autorizar un nuevo endeudamiento, es readecuar fondos de un préstamo que se les aprobó en 2018. Esos mil 600 millones que no se han ejecutado y que dice son exclusivos para infraestructura puedan ser utilizados en el combate de los efectos de la pandemia de Coronavirus”.

Para Pérez, debe entenderse que los efectos son alimentación, salud, volver a reactivar la micro economía de la ciudad, siempre y cuando vayan para combatir la pandemia.

“Incluso, se pueden financiar de ahí gastos operativos de la Corporación Municipal porque la recaudación tributaria se ha caído, nadie está trabajando, nadie está obteniendo rentabilidad, los impuestos municipales que se tributan en los municipios están paralizados”.

Básicamente eso es lo que le aprobamos a San Pedro Sula, que muy responsablemente nos dijo, en su momento, cuando las finanzas y la recaudación se normalicen, lo que se utilice en el combate contra el Covid-19, será inyectado en el renglón de infraestructura para completar las obras que en su momento fueron presupuestadas, concluyó Mario Pérez.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *