julio 5, 2020

Tegucigalpa. El presidente Juan Orlando Hernández inauguró hoy el Centro Combinado de Operaciones Interagencial (CCOI) y sancionó la nueva Ley de Protección de la Soberanía del Espacio Aéreo, que fue aprobada recientemente por el Congreso Nacional a propuesta del Poder Ejecutivo.

La ley fue sancionada por el mandatario y refrendada por los ministros de Defensa, Fredy Díaz Zelaya, y de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, para su próxima publicación en el Diario Oficial La Gaceta.

El CCOI lo integran el Sistema Nacional de Emergencias 911, la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia, la Policía Nacional, el Ministerio Público y la Agencia Técnica de Investigación (Atic), y tiene la colaboración del Comando Sur de Estados Unidos.

El nuevo centro tendrá seccionales de apoyo para el control del espacio aéreo en los departamentos de Olancho, Colón y Gracias a Dios.

Se potencian tareas de seguridad

Con la operatividad del CCOI y la entrada en vigencia de la nueva Ley de Espacio Aéreo se potenciarán más las tareas de seguridad que realiza el Gobierno en la lucha contra el narcotráfico, principalmente en La Mosquitia (Gracias a Dios) y el Bajo Aguán, entre otras regiones.

Al evento asistieron autoridades de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, así como la encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos en Honduras, Colleen Hoey, entre otros.

La nueva Ley de Protección del Espacio Aéreo contará con la cooperación de los países del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador), Estados Unidos, México, Colombia y Venezuela (Gobierno del presidente interino Juan Guaidó).

“Con la puesta en marcha de la Ley de Protección de Espacios Aéreos estamos cerrando cada vez más las áreas para que el narcotráfico y crimen organizado transnacional pueda seguir con sus actividades que tanto daños nos hacen”, apuntó el mandatario.

“Durante estos últimos años hemos ido de frente contra el narcotráfico como lo anunciamos desde el día que tomamos posesión el 27 de enero de 2014”, señaló.

Recordó que años atrás Honduras era de los países de Centroamérica más golpeados por el paso de las drogas que se producen en el sur del continente americano y se consumen en el norte.

Uno de los grandes esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico fue la aprobación de la Ley de Extradición (cuando él fungía como presidente del Congreso Nacional), indicó Hernández.

“Decidimos enfrentar al narcotráfico con una nueva institucionalidad que ha madurado con el pasar de los años, pero hoy tenemos que dar un paso más allá. Es construir esas alianzas más fuertes y esta ley nos da ese andamiaje”, apuntó.

“Quiero agradecer a los presentes que están aquí (representantes de Estados Unidos, México, Colombia, Guatemala y Venezuela -Gobierno de Juan Guaidó). Honduras tendrá un eslabón más fuerte en la lucha contra el narcotráfico al contar con esta nueva ley”, destacó el gobernante.

Agradeció al Congreso Nacional por haber aprobado esta Ley de Protección de Espacios Aéreos al igual que el apoyo y contribución del Gobierno de Estados Unidos.

“Quiero agradecer al igual al presidente de Venezuela, Juan Guaidó, con quien he dialogado sobre la importancia de trabajar de manera estrecha en ese tema”, puntualizó.

Hernández destacó el papel y colaboración también de los gobiernos de Colombia, México y del Triángulo Norte de Centroamérica.

“Este es un paso más que estamos dando en la consolidación de la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado transnacional”, enfatizó.

Remarcó que “ahora tendremos una colaboración estrecha en tiempo real que antes por razones legales en el caso de Estados Unidos no la podíamos tener. A eso le hemos apostado y también a una cooperación más estrecha que nos permita potenciar a los estados que enfrentamos este flagelo, porque se trata también de cuidar a nuestros pueblos”.

Cooperación internacional

La Ley de Protección de Espacios Aéreos servirá para trabajar de manera conjunta con Estados Unidos y el resto de los países del área centroamericana, especialmente el Triángulo Norte, así como Colombia y México, señaló el presidente Hernández.

Explicó que “el objetivo de la ley es definir reglas y procedimientos para la ubicación, identificación, rastreo, interceptación a través de disparos de advertencia, utilizando municiones que contengan cartuchos trazadores, a las aeronaves que son sospechosas de estar dedicándose al tráfico de drogas o cualquier otra actividad ilícita”.

“Una vez puesta en marcha esta nueva ley, que será publicada en el Diario Oficial La Gaceta con su respectivo reglamento, podremos definir la lucha contra el narcotráfico en tres etapas: la era de la falta de atención complaciente por gobiernos anteriores, que tuvo un incremento desmedido con la complicidad de las instituciones”, indicó.

Hernández señaló que “junto a la descomposición social vino la violencia, la corrupción de miembros de las instituciones y la alteración de los mercados. También nos trajo una espiral de luto y dolor como a pocas naciones en el mundo, ya que causó la muerte de más de 70.000 hondureños y duplicándose el índice de homicidios en seis años”.

En segundo lugar, dijo el mandatario, se dio “la era de la cimentación valiente, marcada por la decisión de enfrentar a las organizaciones criminales con una reforma profunda al marco legal del sector de seguridad. La creación de una nueva institucionalidad y un presupuesto especial para financiar a estas instituciones, que se constituyó en una de las inversiones más fuertes que ha hecho el Estado en su historia”.

Un gran esfuerzo

El gobernante recordó que su lucha inició desde del Congreso Nacional, pues en los primeros seis meses en la presidencia de ese poder del Estado se aprobó la Ley de Extinción de Dominio de Bienes de Origen Ilícito, pero lo que marcó un antes y un después fue la aprobación de la extradición.

“Aprobamos la Ley de Extradición a puertas cerradas y bajo dos anillos de seguridad, y ante la oposición de muchos intereses oscuros aprobamos esa reforma constitucional”, subrayó.

“Ya como Gobierno creamos la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina). Invitamos a la ciudadanía en el proceso del fortalecimiento institucional de la Policía Nacional. Se crearon comisiones especiales y también creamos el 911, como un centro integrado de las demás fuerzas del Estado”, subrayó.

“Honduras se convirtió en territorio hostil para el mundo del crimen organizado, la delincuencia común, y creamos una nueva Policía después de muchos intentos fallidos. En ese proceso, se creó la Policía Militar del Orden Público (PMOP). Hoy la Policía Nacional goza de credibilidad y afecto”, apuntó.

“Voy a citar las palabras de mi general (José David) Aguilar Morán (director de la Policía Nacional): reconozco que sin el apoyo de la PMOP no hubiésemos avanzado como lo hemos hecho con la Policía Nacional”, aportó Hernández.

Destacó la creación de la Fuerza Nacional Antiextorsión, que pasó a ser la actual Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas; los jueces con jurisdicción nacional como un gran aporte al Poder Judicial, el nuevo Ministerio Público, la Atic, la Dirección Nacional de Investigación, la Dirección de Inteligencia Policial (Dipol), entre otras instituciones.

“El Centro Combinado de Operaciones Interagencial (CCOI) es un extraordinario paso en los trabajos coordinados de manera institucional para hacerle frente de manera más fuerte al tráfico de drogas, la lucha contra la criminalidad y delincuencia”, resaltó el presidente Hernández.

“Si algo podemos aportar es la unión de la institucional para hacerle frente a la criminalidad y delincuencia en toda la región, sumado a la contribución de países amigos para poder cambiar la historia de un país que fue el más violento con más de 90 muertes por cada 100.000 habitantes”, subrayó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *