julio 5, 2020

Tegucigalpa. El canciller y comisionado especial para la atención de la pandemia de covid-19, Lisandro Rosales, dijo hoy que todavía “no hemos llegado a rebasar las capacidades de nuestros hospitales”, como lo demuestra que actualmente solo están ocupadas 27 camas de cuidados intensivos, de 120 disponibles.

El funcionario indicó que el nivel de la pandemia en Honduras aún no ha obligado a remitir pacientes desde los hospitales públicos a los centros de atención médica acondicionados especialmente para esta emergencia y diseminados en todo el país, y destacó que ese es un buen indicio del trabajo que viene realizando el personal médico del país.

Rosales se refirió al tema en la presentación, en conferencia de prensa junto al presidente Juan Orlando Hernández, de un informe sobre la capacidad hospitalaria de Honduras y ante las versiones de algunos medios de comunicación sobre el posible colapso que podrían sufrir los hospitales por los muchos casos de coronavirus que se confirman a diario en el país.

Rosales reconoció que es importante el trabajo que se ha venido realizando en los hospitales, porque hasta este jueves, 28 de mayo, hay 519 personas hospitalizadas, de las que 467 se encuentran estables, 25 en condición grave y 27 en Unidades de Cuidados Intensivos.

Solo 27 pacientes en UCI

El funcionario precisó que, de los 120 espacios UCI disponibles en el sistema hospitalario de Honduras, solo 27 están siendo ocupados por pacientes, lo cual “es un dato importante porque todavía hay capacidad para poder atender” a más personas afectadas por la enfermedad covid-19.

Asimismo, informó que ha llegado una donación de 200 respiradores por parte de una fundación que ayuda mucho en Islas de la Bahía, “de los cuales 100 están en San Pedro Sula para será desaduanados y de manera rápida entren al sistema de salud nacional”.

Rosales también informó que en los centros de atención médica que han sido acondicionados para atender pacientes leves a moderados se tienen disponibles 1.100 camas, y “solo tenemos ocupadas 27 en el Centro de Atención del Gimnasio Municipal en San Pedro Sula”.

Explicó que aún no se ha llegado a los momentos disparadores para enviar pacientes a los centros de atención médica, entre los cuales también está el Polideportivo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

En los Centros de Atención Temporal, habilitados para migrantes y otras personas que ingresan al país, “de 957 espacios disponibles, apenas tenemos 362 ocupadas hasta el momento”, indicó.

Listo el polideportivo

Rosales para explicar que en los centros de atención médica se va a poder atender pacientes en condiciones leves y moderadas, “que en algunos casos necesitan asistencia de oxígeno y están siendo monitoreados con los aparatos de signos vitales; se cuenta con el equipo necesario para darle atención a las personas y descongestionar los hospitales”.

Puso como ejemplo que en el Hospital San Felipe hay 100 camas disponibles para pacientes de covid-19 y hasta ahora hay 50 disponibles, con cuatro salas, “pero al llegar a 70 camas ocupadas, automáticamente se activa el Polideportivo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, lugar al que se llevarían los pacientes leves y sospechosos en Tegucigalpa”.

Solo en el Polideportivo hay una capacidad de 200 camas, además de que la Fundación Médico Sin Fronteras está habilitando 20 camas más, que pueden ser utilizadas para con pacientes graves, “y están disponibles los recursos, las camas, el personal, y gracias a Dios no lo hemos ocupado”.

“Estoy alegre porque en alguna medida no hemos llegado a rebasar las capacidades de nuestros hospitales y eso se demuestra con el hecho de que solo contamos con 27 camas ocupadas de unidades de cuidados intensivos de las 120 que tenemos a nivel nacional”, dijo Rosales.

Importante acudir temprano

El funcionario sí solicitó a los hondureños que ante los primeros síntomas que puedan tener “acudan a los centros o llamen al 911, para que se realicen los procedimientos establecidos, y la prueba de ello es que en los últimos 45 días unas 5.000 personas han acudido para recibir asesoría y se han realizado más de 5.000 pruebas”.

“A veces se da la crítica deseando que esos centros estén desbordados, como en otros países, que caía la gente muerta en la calle. Gracias a Dios en Honduras no se da eso y en eso tienen mucho que ver los médicos hondureños que han hecho un trabajo excepcional al atender preventivamente y de manera oportuna y correcta”, dijo.

Expresó que “es necesario que la gente acuda a tiempo a los hospitales y que evite la estigmatización, pensando primero en ellos y en sus familias, y que cada quien establezca en casa los protocolos de bioseguridad”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *