agosto 6, 2020

Tomado de Presencia Universitaria. _

La Escuela de Ciencias de la Comunicación (Periodismo), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), lamenta la muerte de comunicadores y periodistas producto de la enfermedad SARS-Cov-2 y de la delincuencia que impera en el país.

Cabe señalar que los comunicadores Pablo Gerardo Matamoros, Francis Bojorque se formaron profesionalmente en las aulas de la Máxima Casa de Estudios; el primero en la Facultad de Ciencias Jurídicas y ella en la Carrera de Periodismo.

Francisco Javier López, coordinador académico de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, manifestó que la actual pandemia pone a la prensa en una situación difícil porque se realiza cobertura para mantener informado a la población bajo un riesgo muy alto, en un país donde no existen las condiciones de bioseguridad requeridas.

López enumeró que existen varios casos de periodistas, camarógrafos y comunicadores sociales contagiados, algunos en aislamiento y otros internos, por lo que como Academia se solidarizó con el gremio de periodistas y les pidió aumentar las medidas de bioseguridad personal.

Por otro lado, hizo un llamado a los medios de comunicación para que provean de equipos de bioseguridad que necesitan los trabajadores de la comunicación, asimismo, lamentó que producto de la corrupción, se soslayen las capacidades de respuesta del Estado ante la pandemia.

“La corrupción afecta a la sociedad hondureña y los que más sufren son aquellos que están en primera línea como los médicos, enfermeras y periodistas que día a día informan lo que está pasando en el país en el tema de salud”, enfatizó el académico.

Puntualizó que hasta el momento no se ve un aplanamiento de curva de contagio, “ya que las medidas que se están tomando todavía no convencen a la población”.

De igual forma, lamentó la muerte del periodista German Vallecillo Jr., quien junto al camarógrafo Jorge Pozas perdieron la vida de manera violenta en La Ceiba, Atlántida. “Esto nos preocupa aún más porque estamos expuestos al virus y a la delincuencia a la cual no se le ha encontrado respuesta para contenerla”.

En ese sentido, López dijo que el periodismo hondureño está siendo atacado por diferentes frentes, lo que es preocupante porque los trabajadores de la comunicación son un sector que por su rol de informar a la sociedad no se ha podido quedar en casa, “tienen que salir a la calle a buscar la información”.

Al finalizar, recalcó que como Academia se le ha pedido respuesta al Estado y a las autoridades para que protejan a los periodistas en el tema de seguridad y ahora en el tema sanitario, “Estado y medios de comunicación deben garantizar la salud y la vida de los periodistas”.

Hasta el cierre de edición, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) contabilizaba 542 fallecidos por COVID-19; mientras que, según el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, el 94% de los asesinatos de periodistas están en la impunidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *