Honduras asegurará la sostenibilidad de las finanzas públicas, elevará el gasto social focalizado ante la crisis del COVID-19, y resguardará la estabilidad monetaria y financiera con un préstamo de US$76,2 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El préstamo de apoyo presupuestario contribuirá a financiar los esfuerzos para contener la pandemia, mitigar su impacto sobre los hogares vulnerables, y promover políticas contracíclicas que reduzcan su efecto en la economía en el corto plazo.

La operación está alineada con el Acuerdo Stand-By (SBA) del Fondo Monetario Internacional, que fue aprobado el año pasado. A su vez, el instrumento apoya las acciones del gobierno para avanzar en la implementación de reformas estructurales orientadas a asegurar la sostenibilidad fiscal y la estabilidad monetaria y financiera, con el fin de promover el crecimiento económico inclusivo.

El préstamo está estructurado bajo la modalidad de Financiamiento Especial al Desarrollo (SDL), a ser desembolsada en un solo tramo. El sesenta y cinco por ciento del total del préstamo tiene tasa de interés de 0.25 por ciento, y un período de gracia y de amortización de 40 años. El restante tiene tasa de interés basada en la LIBOR, un período gracia de tres años y de amortización de siete años.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *