Tegucigalpa. El ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, anunció este día diversas medidas para el rescate económico de las micros, pequeñas y medianas empresas que han sido severamente afectadas por la pandemia de la COVID-19.

Las medidas de auxilio contemplan fondos de garantía, préstamos para capital de trabajo y otros beneficios a favor del sector.

Los beneficios vendrán por etapas, ya que de acuerdo con el funcionario en este momento lo primordial es atender el problema de las deudas que mantienen las Mipymes con los bancos, cooperativas, financieras y micro financieras.

“Hemos enviado al Congreso Nacional una iniciativa justamente para atender a las Mipymes y las personas naturales que han sido afectadas la pandemia y que se vieron obligadas a cerrar sus negocios y no tuvieron las ventas tanto de bienes como de servicios”, expresó Díaz.

Ampliación de plazos

La iniciativa plantea la ampliación de los plazos de los créditos, bajar la tasa de interés, tanto en tarjetas de crédito como en los créditos normales, así como reducir el valor de las cuotas, de manera que les permita recuperarse de manera económica.

Díaz indicó que es una medida que se debe aplicar en lo que resta de 2020 y 2021 y contiene la reducción de las tasas de interés de los préstamos a 12% anual, es decir a 1% mensual, que actualmente oscilan entre el 20% y 30% anual.

Indicó que, de manera extraordinaria por un tiempo limitado, el presidente Hernández está proponiendo que se baje la tasa de interés en tarjetas de crédito de 55% a 24% anual a las Mipymes y a las personas que están endeudadas.

“Consideramos que los alivios que se han dado hasta el momento por parte del sistema financiero no son suficientes, así lo han hecho ver las Mipymes en diferentes reuniones que hemos sostenido con el presidente Hernández, donde han manifestado que lo primordial es la restructuración de las deudas”, aseguró el funcionario.

En el país la micro, pequeña y mediana empresa generan el 75% de los empleos en Honduras.

Intervención

“En condiciones normales nosotros sabemos que lo óptimo es que el Estado no intervenga en las relaciones comerciales o económicas entre los agentes de mercado, entre los bancos, intervenir lo menos posible, pero es necesario actuar para salvar este sector”, indicó Díaz.

En este caso se hace necesario que el Estado intervenga, a criterio del entrevistado, porque se está viviendo una situación fuera de lo normal, Honduras nunca había vivido algo similar y se necesita ese Plan de Rescate Solidario a favor de los Mipymes y de las personas naturales.

Indicó que hay personas desesperadas porque tienen hipotecados sus planteles donde funcionan sus negocios y son personas que durante muchos años han pagado y aportado ganancias al sistema, por lo que es momento que el sistema financiero los vea como amigos.

Para analizar la iniciativa el Congreso Nacional ya está invitando a todos los sectores, a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, al Banco Central de Honduras, Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (AHIBA), al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), y como Gobierno se ha pedido extender la invitación a los Mipymes.

Cobro de multas

Otro elemento que plantea la iniciativa presentada al Congreso Nacional es prohibir el cobro de multas, recargos e intereses por parte de las instituciones que ofrecen servicios públicos.

En este caso se trata de instituciones como el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Instituto de Formación Profesional (INFOP), el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), a la Empresa Energía Honduras (EEH), además, que den la oportunidad de otorgar planes de pago.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *