Tegucigalpa. El ex presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras (CEH) Alberto Solórzano, anunció hoy que el gobierno ha ofrecido un bono de 1,500 lempiras a pastores en calamidad doméstica a causa de la pandemia del COVID-19.

   
 
Dijo que “nosotros al igual que varios sectores del país hemos recibido un acercamiento por parte del Estado para ver de qué manera se pueden llevar algunas medidas de alivio al sector religioso”.
 
“No es un tema sólo dirigido a la Confraternidad Evangélica, es un tema general, además no es una petición nuestra, este es un ofrecimiento del gobierno con la intención que aquellos pastores que son de la tercera edad y cuya condición sea de calamidad doméstica como producto de la pandemia, pudiesen accesar en vez de una bolsa solidaria a un apoyo de dos o tres meses, en que el pastor recibiría un bono de unos 1,500 lempiras”, afirmó.  
 
“La idea es que las organizaciones puedan servir como facilitadoras para enviar la comunicación a los pastores que quieran accesar a esto en forma individual, este no es un dinero para las instituciones, sino para el pastor que quiera accesar al mismo”, agregó.
 
Aclaró que “para poder accesar a esos fondos hay requisitos que cumplir, entre ellos que el pastor sea de la tercera edad y demostrar que su condición es de calamidad doméstica debido al coronavirus. No es una decisión de nosotros es un ofrecimiento del gobierno”.  
 
Alivio
 
Explicó que “se ha estado reflexionando sobre diferentes necesidades que están atravesando muchos sectores del país que urgen ser aliviados por el tema de la pandemia, pues no podemos desconocer que el sector religioso como muchos otros ha sido afectado por esa situación”.
 
“Nuestras iglesias han estado cerradas a lo largo de cinco meses, pero nosotros los pastores hemos seguido trabajando y tratando de resolver la situación de nuestros empleados, pagando los servicios públicos, es decir el impacto ha sido para todos los sectores”, según Solórzano.
 
“Entonces, al final se concluyó que había esa posibilidad de conceder ese bono, no obstante, es para individuos no para instituciones, aunque por ahora ningún pastor ha presentado una solicitud para recibir ese beneficio”, agregó.
 
“Esta es una situación reciente qué se dará a conocer a través de una comunicación interna a todos los sectores, pero en función de eso cada quien tendrá que accesar en forma individual a un lugar y ahí se verificará los que pueden tener derecho al beneficio y quienes no”, afirmó.
 
“Nosotros como institución somos facilitadores, pero esta es una decisión individual y cada quien se encuentra en la libertad de aceptar o rechazar la oferta, de acuerdo a como se encuentre económicamente, no le vamos a decir hágalo o no lo haga”, según el dirigente religioso.
 
“Claro, estamos en un momento de mucha sensibilidad en el país y hay quienes desean llevar agua para so molino, nosotros estamos claros con eso, pero así es como se han dado las cosas”, concluyó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *