Tegucigalpa. El ex presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) Amílcar Bulnes sostuvo que el aeropuerto internacional de Toncontín es un patrimonio de la capital.

 
De acuerdo a los planes, una vez que entre en operación el aeropuerto internacional de Palmerola, Toncontín será reducido a su mínima expresión y dejará de acoger o despachar vuelos internacionales.  
 
El empresario dijo que “lo importante no es lo que significa el aeropuerto para el sector privado, sino que para todos los capitalinos y en segundo lugar para el pueblo hondureño y también para los que viven en la zona de influencia de la terminal aérea para que puedan abordar sus vuelos, estamos hablando de la zona sur, oriental, Olancho y El Paraíso”.
 
Destaco que, “en primera instancia, el aeropuerto es patrimonio de Tegucigalpa, ya los que nacimos, vivimos y a quienes les ha abierto las puertas esta ciudad ya no vamos a poder tomar un vuelo que lo necesitemos con urgencia”.
 
*Residentes*
 
Reconoció que “la iniciativa de habilitar el aeropuerto Palmerola hay que aplaudirla, pero hay que verla con cierto escepticismo en el sentido que no quede abierta la posibilidad que el operador decida por cuenta propia cerrar internacionalmente cuando quiera Toncontín”.
 
Comentó que “cuando los residentes en la zona sur, Olancho o el oriente del país, decidan realizar un vuelo deberán trasladarse hasta Palmerola, con todas las implicaciones que eso conlleva, desde una protesta que no los deje entrar hasta un accidente que se registre en la carretera, en definitiva, es una decisión tomada de los cabellos y nunca tuvo que haber pasado”.
 
Bulnes sugirió que “nos tenemos que unir para que Tegucigalpa continúe, por lo menos como está o si no mejor; cuando el ex presidente Manuel Zelaya (2006-2009) decidió cerrar Toncontín, tras el accidente de un avión de Taca, todos nos unimos junto con la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT) y le hicimos ver al ex mandatario que se había cometido un error”.
 
Recordó que “en ese entonces se firmó un acuerdo para que el operador habilitara todos los mecanismos de seguridad que brinda la aeronavegación incluso nocturna, aunque estamos claros que a Toncontín que aterricen los aviones 747, porque no tiene la pista adecuada”.  
 
“Así que, de nuevo nos tenemos que unir para que bajo ningún punto Toncontín sea cerrado al antojo y capricho del operador”, sentenció el dirigente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *