San Pedro Sula. La misión de la Fuerza de Defensa de Israel (FDI) que realiza evaluaciones de los daños ocasionados por las tormentas tropicales Iota y Eta visitó hoy albergues de damnificados y zonas afectadas por esos fenómenos en San Pedro Sula y La Lima.

La misión, encabezada por el coronel Golan Vach y acompañada por el ministro comisionado de Copeco, Max González, y el comisionado de Emergencias, Oscar Mencía, efectuó visitas a varios albergues de San Pedro Sula y La Lima, así como a zonas afectadas por las inundaciones.

La jornada comenzó con una reunión con el alcalde del municipio de La Lima, Santiago Motiño, y continuó con la división de la delegación israelí en equipos de trabajo y campo.

El escalón de mando, junto con Copeco y entidades municipales, combinaron sus sistemas de información con los sistemas computarizados para priorizar los equipos de ingeniería.

Los ingenieros visitaron los barrios de Samaritana, Valencia, Las Flores y los campus de San Juan y San José.

También inspeccionaron escuelas, edificios, puentes e iglesias.

Otro equipo de población y medicina se movió entre 8 albergues incluidos, los de La Lima y tres de San Pedro Sula, con el fin de mapear las necesidades individuales de cada centro y las urgencias comunes horizontales.

Identificación de prioridades

Los equipos de ingeniería y población trabajarán de manera integral para identificar prioridades, proponer recomendaciones operativas para la acción e integrarse en las acciones operativas para rehabilitar vecindarios.

En San Pedro Sula, la FDI estuvo en el albergue de Expocentro, mientras en La Lima en el campamento de la Cruz Roja, instalado en el parque central.

Las primeras evaluaciones de daños las realizó la FDI en el municipio de La Lima, por considerarse al mismo la zona cero de los desastres naturales provocados por las tormentas tropicales Iota y Eta y que dejaron severos daños en el 98 % de la extensión territorial.

Solo en La Lima se considera que 7 colonias deberán ser reconstruidas o reubicadas en su totalidad, debido a los serios daños provocados por las inundaciones que dejaron más de 1.000 familias damnificadas.

La FDI, Copeco y las autoridades municipales identificaron las zonas prioritarias para evaluación de daños y continuarán con las visitas a zonas afectadas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *