Tegucigalpa. El presidente Juan Orlando Hernández y la directora ejecutiva de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), Ghada Waly, oficializaron este jueves en Casa Presidencial la apertura de una oficina de esa entidad en Tegucigalpa.

Teniendo como visión el fortalecimiento de las instituciones del Estado y de todo el Sistema Nacional Anticorrupción, el presidente Hernández; el secretario de Coordinación General de Gobierno, Carlos Madero; la secretaria de Transparencia, María Andrea Matamoros; la directora ejecutiva de la UNODC, Ghada Waly, y la coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras, Alice H. Shackelford, en un encuentro virtual de alto nivel oficializaron la apertura de la oficina UNODC en Tegucigalpa.

La oficina de ese órgano especializado de las Naciones Unidas fortalecerá la lucha contra la corrupción y el narcotráfico en Honduras.
Entre los ejes de trabajo de la oficina de UNODC están la lucha contra la delincuencia organizada y transnacional, un enfoque integral y equilibrado para enfrentar el problema mundial de las drogas, lucha contra la corrupción, justicia, investigación, análisis de tendencias y técnicas forenses.

Este es un hito y legado de la actual Administración, ya que por primera vez se abrirá una oficina permanente de UNODC en Centroamérica.

La Secretaría de Transparencia apoyará las acciones del Gobierno de Honduras para fortalecer las capacidades nacionales, prevenir y combatir más eficaz y eficientemente la corrupción, promover la integridad, la rendición de cuentas, la transparencia y la debida gestión de los asuntos y bienes públicos basado en instituciones efectivas, responsables y transparentes.

Apertura total

El presidente Hernández aseveró que  “la oficina de UNODC cuenta con todo nuestro apoyo y apertura total”.

Subrayó que su Administración tiene un compromiso ineludible en la lucha contra el tráfico de drogas, contra el delito, en el combate al crimen organizado, con la prevención y lucha contra la corrupción, de acuerdo con las prioridades y necesidades nacionales.

Hernández recordó que “la lucha contra la criminalidad y la corrupción ha sido parte de un plan integral y no improvisado. Sin duda, la cooperación estratégica entre mi Gobierno y la UNODC es una parte importante y decisiva de este plan”.

El mandatario desglosó los logros alcanzados por su Administración durante estos siete años en materia de seguridad, como la lucha contra el narcotráfico, el fortalecimiento de los entes de seguridad, la construcción de cárceles de máxima seguridad, la aprobación de leyes para debilitar las estructuras financieras de los carteles y maras, la reducción de homicidios en el país, extradiciones y desarticulación de carteles, entre otros.

“Por ello aceptamos y agradecemos su compromiso de apoyar a Honduras en sus esfuerzos de construir instituciones efectivas, responsables y transparentes. Estoy seguro que esta guerra contra la corrupción y el crimen organizado la vamos a ganar”, aseguró el mandatario.
“Bajamos la tasa de homicidios de 90 a 37 por cada 100.000 habitantes y Honduras redujo en un 83% el tránsito de droga en los últimos 6 años”, expuso el titular del Ejecutivo.

Recalcó que “una Honduras más justa, digna y segura es nuestro gran objetivo, mismo que sé que compartimos”.
Hernández dijo que, gracias a estos resultados sustanciales que ha logrado su Administración, Honduras ya no es el país más violento del mundo y que hoy, “luego de siete años de haberle prometido a Honduras que la fiesta se le iba a acabar a los criminales, luchando de frente, sin miedo y que caiga quien caiga, podemos afirmar que no nos hemos apartado ni un milímetro de ese compromiso con Honduras”.

Día memorable para la nación
La titular de Transparencia, María Andrea Matamoros, expuso que este es un día memorable, de gran orgullo e histórico para el pueblo hondureño, que marca un antes y un después en la lucha contra la corrupción y la promoción sostenible de la transparencia.

Añadió que con la instalación de la UNODC en “nuestra ciudad capital estamos como Gobierno consolidando un gran esfuerzo para promover la paz y tranquilidad en Honduras”.

Apuntó que este no es un esfuerzo improvisado y que “no podemos olvidar que por décadas algunos gobiernos por miedo o colusión no combatieron de frente el problema de la criminalidad y la corrupción. Este Gobierno ha hecho todo lo contrario”.

Matamoros exteriorizó que “la depuración policial, el fortalecimiento de los operadores de justicia, la extradición de narcotraficantes a los Estados Unidos para que paguen por sus crímenes y la transformación y fortalecimiento del sistema carcelario han sido solo algunas de las acciones fundamentales para recuperar la paz y tranquilidad en el país”.

Visión de Gobierno

La instalación de la oficina de UNODC en Honduras resalta la visión del Gobierno del presidente Hernández de promover e implementar políticas y acciones de fortalecimiento institucional de manera sostenible en el tiempo, convirtiendo este esfuerzo nacional en un proyecto que beneficia al pueblo hondureño a través del fortalecimiento de todo el Estado y directamente a sus instituciones del Sistema Nacional Anticorrupción.

Entre esas instituciones están el Ministerio Público (MP), el Poder Judicial, la Procuraduría General de la República (PGR), el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA), el Sistema Nacional de Administración de Rentas (SAR) y la Secretaría de Transparencia.

El proyecto beneficiará a esta gama de instituciones que tendrán el acompañamiento técnico de expertos en materia de transparencia, lucha contra el narcotráfico, en la lucha contra el lavado de activos y el delito, con el fin de fortalecer la lucha contra la corrupción y el crimen transnacional.

Como muestra de esta voluntad de que la agenda anticorrupción es prioridad número uno para el Gobierno, este esfuerzo inició con una serie de conversaciones en 2018 con la Oficina de UNODC; posteriormente, en el 2019 se firmó el Memorando de Entendimiento que establece las áreas de cooperación en materia de Drogas, Delito, Delincuencia Organizada Transnacional, Terrorismo, Delito Cibernético, Tráfico Ilícito de Migrantes, Fabricación y Tráfico Ilícito de Armas y Prevención y Lucha contra la Corrupción.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *