“En nuestro país vemos estos dramas de dolor causados por la idolatría del dinero, crímenes drogas, extorsión sicariato,corrupción conflictos familiares y otros”, destacó el sacerdote Carlos Rubio, Vicario de la Iglesia Catedral de Tegucigalpa en su mensaje de la homilía dominical.

Rubio aseguró que esta situación lamentable pasa en nuestro país por poner en primer lugar al dinero sobre el interés de la persona humana “el dinero no es un fin, el dinero es un medio que debe servir para el bienestar de la familia humana pero nunca se le debe rendir tributo y culto alguno”

Llamó a los servidores de la administración pública a actuar con honradez y responsabilidad, “ojalá que nuestros administradores de los bienes del país sean fieles, fieles a las leyes, fieles a los principios fieles a los valores evangélicos, fieles a Honduras”

“Es el juicio de Dios que escruta nuestro corazón el que nos debe preocupar, ojalá que cada día nos presentemos ante Dios con sinceridad y pidamos corregir aquellas cosas que no han estado bien en nuestras vidas” señaló el representante de la Iglesia Católica.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *