Expresidente de Perú Alberto Fujimori (1990-2000) se trasladó este viernes de la celda donde cumple una condena de 25 años de prisión a una clínica de Lima tras presentar baja saturación de oxígeno.

Los médicos descartaron la Covid-19 como causante de esas complicaciones respiratorias tras someterse a una prueba de antígenos que salió negativa; precisó a medios locales el excongresista fujimorista Alejandro Aguinaga, médico personal de Fujimori.

Aguinaga detalló que la saturación de oxígeno de Fujimori, de 82 años, ronda habitualmente entre 89 y 90, por debajo de 95, que es valor mínimo idóneo; pero lo puede sobrellevar porque se le aplica oxígeno en la celda donde está recluido.

Sin embargo, esta vez necesitó ser evacuado a un centro médico para una mayor observación de su estado de salud; algo que según Aguinaga puede deberse a las distintas afecciones cardíacas que afectan al expresidente.

Desde que está en prisión, Fujimori es periódicamente trasladado a clínicas por diferentes males crónicos propios de su avanzada edad. Hipertensión arterial, hernia lumbar, gastritis, fibrilación auricular paroxística y unas lesiones en la lengua, por la que tuvo que ser operado seis veces.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *