Tegucigalpa. El Director Ejecutivo del INA, Ramón Lara, informó que en conjunto con la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) se ha creado un proyecto social que consiste en otorgarle a las organizaciones campesinas las tierras incautadas para que las puedan trabajar.

“De igual manera, se ha hecho con el propósito de demostrar que con el tema de las tierras incautadas se puede hacer labor social y liberar de alguna forma presiones que tenemos en diversas zonas del país, se necesita mucha responsabilidad para salir avantes con este proceso”, explicó el titular de la entidad agraria.

El funcionario recordó que “En Copán se organizó un grupo campesino y nos solicitó unas tierras incautadas por la OABI, nosotros como Estado los acompañamos, les manifestamos que si ellos decidían invadir esos predios hasta ahí llegaba la participación de nosotros, y ellos entendieron el mensaje, esperaron pacientemente y ordenadamente se les entregó y ahora es un grupo modelo con el que contamos y esperamos que se pueda replicar en otras zonas”.

También mencionó que en otras ocasiones, a grupos campesinos se les ha otorgado ganado que ha sido incautado con la condición de que realicen el pase de cadena.

“La reforma agraria, es una ley social, por lo que le hemos pedido a estos grupos que la producción de este ganado sea compartido con otras empresas campesinas, y en la actualidad ya se cuenta con el doble o triple del ganado que se entregó originalmente, pero esto se ha necesitado ordenamiento”, detalló Lara.

De igual manera, el responsable del INA, manifestó que en años anteriores las organizaciones campesinas eran las responsables de liderar los procesos de recuperación de tierras. “Pero cuando llegamos con el Presidente Hernández se hizo un convenio con las organizaciones campesinas para lograr la paz en el campo, que no se provoquen invasiones y abordemos el tema de las tierras nacionales, a las tierras incultas, pero no con violencia, ni irrespeto a la propiedad privada”.

Lara Buezo, recordó que históricamente todos los gobiernos han invertido en reforma agraria, y vemos que el resultado no ha sido el esperado, ya que a lo largo de la historia se han comprado tierras para los campesinos que en la actualidad muchos de esos predios han sido vendidos.

Bajo Aguan

El funcionario, explicó que “En el gobierno del presidente Lobo se creyó que con la compra de tierras se iba a resolver la problemática del Bajo Aguan, y el Estado sirvió como aval solidario de este proceso y cuenta con esta garantía soberana. Lo que ha pasado es que el Estado compró estas tierras, y ahorita las está volviendo a pagar porque está responsabilizándose del pago que no realizan los grupos campesinos”.

“Esa teoría de que el INA tiene que comprar tierra para distribuirla no ha funcionado porque lamentablemente los grupos campesinos las venden a particulares”, detallo Lara.

Proceso agrario

El INA administra el proceso agrario, que tiene que ver con la adjudicación de las tierras nacionales, pero no tierras privadas que en el pasado lamentablemente si se tituló, y esto ha conllevado a las demandas que se tienen como Estado.

En la mayoría de casos las personas que invaden tierras no son campesinos, sino pobladores, y estos problemas de invasión son en diversas zonas del país.

Las personas se disfrazan de grupos campesinos y solicitan personería jurídica, pero cuando invaden tierras el INA llega a levantar la encuesta socioeconómica para confirmar si estas personas son beneficiaras de la reforma agraria.

“Nosotros como Estado estamos velando que se respete la propiedad privada, y creo que uno de los procedimientos a seguir para evitar las invasiones seria que el propietario de la tierra demuestre que es el verdadero dueño, como INA se ha solucionado diversos conflictos agrarios y estamos realizando nuestra labor”, reveló.

A los grupos campesinos se les otorga un plazo de veinte años para que puedan cancelar la tierra sin intereses, y en muchas ocasiones no pagan los valores asignados.

Organizaciones Campesinas

Las organizaciones campesinas legalmente inscritas, de acuerdo con el funcionario, han entendido el respeto a la propiedad privada, la mayoría de invasiones son grupos independientes que no están afiliadas a las organizaciones.

“El INA es el responsable de administrar el proceso agrario, tratamos de servir a los campesinos, y al dueño de la tierra porque la tierra pertenece al que la trabaja, y al que tenga su documentación, como institución se está pasando momentos difíciles, se han tenido diez recortes presupuestarios”, mencionó Lara Bueso.

Acotó que la entidad agraria está emitiendo títulos de propiedad, pero es de reconocer que la tierra nacional se está agotando, por lo que se complica adjudicar tierras a algún beneficiario, “Estamos tratando de ser un mediador en esta problemática, en 2014 cuando el Presidente Hernández asumió el gobierno habían más problemas que en la actualidad, y con esto no estoy diciendo que no los hay”.

“Según las cuantificaciones que tenemos en la actualidad de la empresa privada aproximadamente existen invadidas unas cinco mil hectáreas no veinte mil como lo manifiestan y las tenemos enfocadas”, concluyó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *