San Pedro Sula (Cortés). El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos  (ICE, por sus siglas en inglés) deportó este viernes a un grupo de unidades familiares, conformado por padres que han viajado con sus hijos.

El grupo de hondureños, integrado por 31 personas, entre adultos y niños, arribó vía aérea a través del Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales, de San Pedro Sula, informó la encargada del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR),  Geraldina Garay.

Este es el segundo vuelo de la semana con deportados desde los Estados Unidos. El pasado miércoles, un vuelo llegó con unas 50 personas, entre adultos y menores de edad.

Otros dos vuelos llegaron desde México, los días martes y jueves, cada uno con 136 personas, entre adultos y grupos familiares. 

Garay indicó que este es el número de frecuencia de vuelos que se ha mantenido semanalmente.

Para la próxima semana está anunciado el arribo de tres vuelos con hondureños que retornarán al país tras su intento frustrado de llegar irregularmente a los Estados Unidos. 

Asilo es para quienes lo necesiten
Por su parte, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos indicó en un comunicado que “el asilo y otras vías legales de migración deben estar disponibles para quienes los necesiten, y esta Administración está comprometida a examinar de forma justa y eficaz las solicitudes de asilo. Aquellos que no busquen protección o que no califiquen serán rápidamente retornados a su país de origen”.

De acuerdo con ese enfoque, el Departamento de Seguridad Nacional reanudó hoy los vuelos de deportación expedita para ciertas familias que llegaron recientemente a la frontera sur, no pueden ser expulsadas bajo el Título 42, y no tienen una base legal para permanecer en los Estados Unidos.

Las familias detenidas por el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza fueron expulsadas a través de las Operaciones Aéreas de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos a sus países de origen: Guatemala, El Salvador y Honduras”, agregó.

Menores no son visa de ingreso

La vicecanciller de Asuntos Consulares y Migratorios, Nelly Jerez, ha señalado que esta situación refleja que los menores de edad no pueden ser utilizados como visa para ingresar al país norteamericano.

En ese sentido, Jerez reitera el llamado a los hondureños para que no pongan en riesgo su vida y las de sus seres queridos.

Según los relatos de los hondureños que fueron retornados al país este viernes, los peligros que conlleva migrar de manera irregular incluyen ser víctimas de bandas de trata de personas y tráfico ilícito de inmigrantes, crimen organizado, extorsionadores, enfermedades, especialmente entre los menores de edad, e incluso la muerte.

Demasiado riesgo

Tras un mes de travesía junto a su familia, Moisés Díaz tiene claro que esta fue la primera y la última vez que intentará llegar a los Estados Unidos. 

“Es demasiado riesgo, sobre todo al cruzar México. Solo el que no ha salido no sabe a los peligros que se enfrenta uno”, afirmó Díaz minutos después de bajar el avión que lo trajo desde McAllen (Texas). 

“Allí se sufre de todo. Se aguanta hambre, peligro con los carteles, secuestraron una parte del grupo que íbamos, y allí solo Dios, con la ayuda de Dios estamos vivos”, dijo.

Deportaciones en aumento

Hasta el 25 de julio, un total de 30.909 hondureños fueron deportados desde México, Estados Unidos y Centroamérica, pese a los peligros que representa el camino hacia el sueño americano especialmente en medio de la pandemia de coronavirus. 

Esta cifra representa un aumento de 20,5 %, en relación al mismo periodo de 2020, cuando el número de deportados fue de 25.639 hondureños.

Según cifras del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho), en enero se registraron 2.903 deportaciones; en febrero 4.125, en marzo 6.112, en abril se reportaron 4.669, en mayo 5.645 en junio sumaron 4.511 y hasta el 25 de julio un total de 25. 2.944 deportados.

Sólo de menores de edad, Conmigho reporta el retorno de 2.691 hondureños.

Cabe destacar que la Cancillería hondureña mantiene comunicación constante con las autoridades migratorias de los Estados Unidos y de México para darle seguimiento y protección tanto a los hondureños que se encuentran en centros de detención como a los que retornarán al país.

Related Posts

  1. Cristhian J. Zuniga says:

    Triste situación luchar y soportar todo el recorrido de Honduras hacia Estados Unidos y ser atrapado y deportado nuevamente al país, este es un riesgo que mucho compatriotas toman al ver a nuestro país consumido por la corrupción, la violencia y la ¡inseguridad, tratan de buscar un mejor futuro y ponen en riesgo su vida por tratar de conseguir lo que se conoce como el sueño americano.

  2. Darlin González says:

    Me Dio tanta tristeza ver la imagen y poder leer la noticia, loa testimonio que estas personas dan, los peligros que corren, tanto familiaa, adultos como niños, pero no son culpables, ellos solo busvan un mejor futuro, mejorar sus vidas, la de sus hijos, ya que lastimosamente en nuestro país no hay trabajo, y los que tienen empleo no se les paga bien, muchos graduados sin poder trabajar, es triste esta difícil situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *