Cerca de cuatrocientos empleados podrían ser despedidos del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), informó hoy Luis Eveline, gerente de la institución.

Añadió que desde la transición se detectaron un número importante de empleados supernumerarios,  de los  que se va a tener que rehacer el estudio de evaluación, para lograr optimizar los recursos de la empresa, tanto en número como en idoneidad del empleado.

“Realmente el estado ya no puede con la carga de una empleomanía súper numeraria, y lógicamente tenemos que salir del gobierno para ir a trabajar fuera, pero en aras de fortificar un gobierno, que sea fuerte, que sea ágil y que sea reducido” indicó el funcionario.

Calificó como “moda” la contratación numerosa que hacen las instituciones del país, en las cuales luego no se cuenta con los recursos para pagar prestaciones.

“Ha sido la moda en la mayor parte de las instituciones del país, una contratación súper numeraria que se ha ido acumulando, luego la institución no tiene como pagar y vienen más y más y ha sido como una bola de nieve  a tal grado que a veces hay crisis en Hondutel, en la ENEE y ahora en el SANAA”

Reconoció que el gobierno no está en la capacidad de pagar las deudas que se tiene con los empleados de las instituciones públicas, “como Hondureños yo creo que tenemos el derecho también de tener un gobierno eficiente, hay que hacer una reestructuración, hay que hacer un equilibrio entre lo que son los presupuestos de ingresos y el presupuesto de egreso para así poder tomar decisiones”.

Anunció que brindaran el espacio para el retiro voluntario de los empleados de estatal.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *