diciembre 15, 2019

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), señaló que existe en la población el temor de una posible manipulación de las elecciones presidenciales del 20 de octubre, pero a pesar de ello alentó a los bolivianos a acudir a las urnas y no dejarse coaccionar por presiones o amenazas.

El 20 de octubre los bolivianos votarán por el presidente y vicepresidente del país, así como 130 diputados y 36 senadores para el período 2020-2025.

En estas elecciones Evo Morales postulará para un cuarto mandato consecutivo debido a que en el 2017 el Tribunal Supremo Electoral (TSE) inhabilitó el referéndum constitucional del 21 de febrero de 2016, donde la ciudadanía se opuso a que Morales tentara una nueva reelección.

En ese sentido, miles de personas se congregaron ayer jueves en La Paz y otras ciudades para exigir que se respete el resultado del referéndum del 2016.

Asimismo, ayer la red Unitel publicó una encuesta que da a Morales, del Movimiento al Socialismo (MAS) el 36,2% de los votos; seguido por Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana con 26,9%; y Óscar Ortiz de Bolivia Dice No con 7,8%.

De darse este resultado, Morales tendría que ir a una segunda vuelta con Mesa.

Ante ello, en un comunicado publicado este 11 de octubre, la CEB llamó a los bolivianos a “votar con clara conciencia de las necesidades reales de nuestro país, de sus problemas, de sus potencialidades y elegir al partido que ha presentado propuestas concretas y factibles en el marco del bien común y de los valores democráticos de la libertad, la justicia y la igual dignidad de todo boliviano”.

“Sin embargo –advirtió–, no podemos desconocer que acudimos a estas elecciones en un clima de desconfianza, como han manifestado públicamente muchos sectores de la población, por el temor de una posible manipulación del proceso electoral. Esta situación nos mueve a pedir que todos los electores acudan a las urnas, para ejercer su deber y su derecho, sin ninguna presión, política, social o económica”.

“Que nadie se sienta coaccionado por actitudes intransigentes e intolerantes, como amenazas, imposición de consignas colectivas, obstáculos para el conteo de votos y promesas de prebendas”, expresaron.

Los obispos recordaron que las elecciones son la base del sistema democrático y “se fundamentan en el respeto al voto personal, secreto y libre de cada ciudadano, por eso deben llevarse a cabo de forma transparente y bajo el estricto control de los veedores internacionales, los jurados electorales, los partidos políticos y los mismos electores” para que se respete el resultado de las urnas y “la decisión soberana del pueblo boliviano”.

La CEB también invitó a los medios de comunicación a acompañar el proceso electoral con la “información objetiva y veraz” a la que tiene derecho la población. “No duden en denunciar todo posible hecho irregular y fraudulento”, alentaron los obispos.

Asimismo, “la relevancia trascendental de este momento nos urge a orar al Dios de la vida y de la verdad, para que todos, ciudadanos y autoridades, a través de elecciones transparentes y pacíficas, contribuyamos a construir una Bolivia más democrática y una auténtica casa para todos”, indicaron.

Tomado de aciprensa

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *