septiembre 23, 2020

Tegucigalpa. El vicepresidente del Congreso Nacional, Reynaldo Ekónomo, expresó hoy que la nueva Ley Electoral nos permitirá tener paz y tranquilidad en el país una vez que sea aprobada y puesta en vigencia.

 
El Congreso conocerá hasta la próxima semana el dictamen de la nueva Ley Electoral, aunque se tenía previsto introducirla este día a la Cámara Legislativa, pero faltan algunos temas por concertar entre las principales fuerzas políticas representadas en ese poder del Estado.
 
Al respecto, Ekónomo dijo que “únicamente nos quedan tres o cuatro puntos en los cuales tenemos que ponernos de acuerdo entre hoy, mañana o pasado para que la próxima semana discutamos y aprobemos la nueva iniciativa”,
 
En ese sentido, sugirió que “esas sesiones legislativas de la próxima semana deben ser presenciales con todas  las medidas de bioseguridad y no virtuales como ahora a causa de la pandemia, ya que si vamos a hablar de la democracia y de la nueva ley que nos tiene que generar paz y tranquilidad hay que hacerlo de manera presencial”.
 
“El pueblo quiere ver la postura de los diputados en torno a la segunda vuelta, cuál es su postura en cuanto a las Juntas Receptoras de Votos y cuál es su postura en cuanto al tema de los demás partidos, es necesario que nos miren y nos escuchen”, dijo el diputado nacionalista.
 
Fuerte
 
“Lo que sí me ha agradado es que mucha gente creía que el Partido Nacional y Libre no podían ponerse de acuerdo en muchas cosas, pero hoy poniendo al país y a la democracia primero, estamos de acuerdo en muchas cosas y una de ellas es la nueva Ley Electoral con sus 372 artículos que se discutirá la próxima semana, aunque no ha sido fácil”, reconoció.
 
“Este es un trabajo fuerte y por primera vez estamos encaminados a elaborar una ley que nos permitirá tener paz y tranquilidad y sobre todo que el voto de cualquier ciudadano cuente y se respete, pues el principal objetivo es que el presidente, diputados, alcaldes y regidores sean validados por el sufragio directo de cada persona”, subrayó.   
 
Por otra parte, adelantó que, de acuerdo a la nueva normativa, “los partidos de maletín no van a volver a gozar de los nueve millones de lempiras que recibían de la deuda política en las elecciones anteriores, pues ahora será voto obtenido voto pagado, es decir cada sufragio valdrá 59 lempiras y fracción, de manera que ya no será negocio meterse a la política”.  
 
“De igual manera, se acabó el tráfico de credenciales, como se estilaba en el pasado, según se ha denunciado, esas prácticas promovidas a veces por los partidos minoritarios distorsionan la democracia, no podemos estar de acuerdo con esas instituciones que se pliegan a otros partidos con los cuales han establecido una estratégica alianza”. sentenció.
 
“No podemos seguir acompañando a una persona que crea un partido para hacer un negocio, en Cortés un partido que sacó unos 1,800 votos en las elecciones pasadas le dieron 36,000 credenciales y más de nueve millones de lempiras, pero eso se acabó”, finalizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *