Los aeropuertos internacionales de La Ceiba y Roatán fueron degradados de categoría a menos de categoría 6 por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), lo que indica que no podrán operar en los mismos aviones de tipo jet o reacción.

La rebaja en la calificación afectará dichas instalaciones aeroportuarias y con ello la actividad turística y comercial de La Ceiba y Roatán, que son las que recibían este tipo de vuelos turísticos.

La información fue reportada por la línea aérea Cayman Airways Line (CAL) quien emitió un comunicado señalando a sus clientes que no podrían utilizar sus aeronaves a reacción Boeing 737-8 debido a que fue rebajado a categoría 6 de forma inmediata y permanente.

La línea que sirve entre La Ceiba y Grand Cayman se lamentó que el aeropuerto Golosón de La Ceiba emitió una Notificación oficial al aerotécnico (NOTAM) sin previo aviso rebajando las capacidades operativas del aeropuerto a categoría 6.

“La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) define los requisitos para el Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios de Aeródromo en varias categorías”, explicó el Capitán Dave Scott, Vicepresidente de Operaciones de Vuelo de Cayman Airways en la nota de prensa divulgada por la compañía donde informaban de la situación.

El capitán Scott señaló que el aeropuerto de Roatán no era opción, ya que también fue degradado a categoría 6 hasta el 7 de diciembre del presente año, por lo que no pueden operar con sus aviones a reacción.

El vicepresidente de Finanzas y Asuntos Comerciales de CAL, Paul Tibbetts, dijo que se buscará operar con un avión Saab 340B +, para lo cual se notificará a los pasajeros afectados y se les cambiará la reserva, además que este cambio de aeronave afectará el equipaje y la carga.

Cayman Airways dijo que está revisando sus opciones para las operaciones en curso de su ruta Gran Caimán / La Ceiba, y proporcionará más actualizaciones.

Los aeropuertos La Ceiba y Roatán fueron operados por años por una compañía privada pero caducó la concesión de los mismos, el gobierno decidió montarla Empresa Hondureña de Infraestructura y Servicios Aeroportuarios (EIHSA) a cargo de manejar los mismos, así como el Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula.

El aeropuerto Toncontín fue encargado a Palmerola International Airport (PIA), mientras termina de construirse e inicie operaciones el nuevo aeropuerto de Palmerola, previsto para el viernes 15.

Related Posts

  1. Un golpe mas al turismo nacional, esto es preocupante ya que el aeropuerto de las Islas reciben vuelos llenos de turistas… esperemos que el gobierno y los encargados de estas dos terminales traten de mejorar sus instalaciones para que puedan recibir aeronaves de mayor tamaño.

  2. Jorge Espinoza says:

    Poco a poco vamos matando el turismo la forma más fácil de poder disfrutar esos lugares bellos pero creo que en eso no se ponen a pensar de que van determinar que otras aerolíneas se vaya y dejen mas solo el aeropuerto esperemos que el gobierno haga un buen labor ya que que esto tiene que ser vivo no podemos dejar de que desaparezcan .

  3. Daniel Mayorga says:

    Que pesar por estas zonas que vive del turismo prácticamente. Ojalá que se pueda hacer algo para que esto no suceda y que salgan adelante, siempre ofreciendo este servicio a los turistas.

  4. Brandon Benavides says:

    Es una triste noticia ya que estas zonas turísticas del país se verán muy afectadas por las nuevas regulaciones que les impusieron a estos dos aeropuertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *