Tegucigalpa, Honduras. La psicóloga y psicoterapeuta de la Fundación Hondureña para el Niño Quemado (Fundaniquem), Judith Andino, informó que un menor de seis años, se convirtió en la tercera víctima por quema de pólvora en la actual temporada navideña en el país.

En ese sentido, detalló que el infante es procedente de Intibucá y sufrió la quemadura el pasado sábado a las cuatro de la tarde.

Después de haber sido llevado a varios hospitales fue trasladado a Fundaniquem donde actualmente cursa un proceso de recuperación, ya que sufrió quemaduras en todo el rostro; y debido a costumbres locales y la automedicación se pudo empeorar la situación delicada de las mismas.

Andino detalló que actualmente el menor no puede ver y no puede comer ya que su rostro permanece hinchado y el tiempo de recuperación es indeterminado así como el daño permanente que podría sufrir el menor.

Por otra parte, hizo hincapié en que el impacto psicológico de un accidente de esta magnitud deja secuelas permanentes en los infantes.

Previo a este caso, ya se habían reportado otros dos. El primer afectado es un niño de 12 años de edad, originario de Santa Bárbara, quien perdió dos dedos de su mano derecha.

Mientras que una niña de tan solo 11 años de edad, perdió toda su mano derecha por manipular un mortero el pasado viernes en Copán, al occidente del país.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *