El ministro de Transparencia y Combate a la Corrupción, Edmundo Orellana, reconoció que en los 100 días de gestión del nuevo Congreso Nacional que preside Luis Redondo, se han hecho cosas extraordinarias mediante derogación de decretos que le apostaban a la corrupción en el país.

El funcionario de Transparencia, enfatizó que “este Congreso Nacional, en menos de 100 días, ha logrado remover todos los obstáculos que tenía el Ministerio Público y el Poder Judicial para operar justamente la lucha anticorrupción”.

Orellana apuntó que en un pasado no fue tan optimista para pensar que el Congreso Nacional en tan poco tiempo lograría tantas aprobaciones históricas, ya que como órgano colegiado ha actuado muy bien.

Seguidamente, calificó que el Congreso Nacional, en el pasado, fue lo peor y el más corrupto de la historia, porque se crearon pactos de impunidad con el nuevo Código Penal.

Puertas abiertas

Sobre el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Orellana exteriorizó que lo que existe es una falta de comunicación, ya que el presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo, ha abierto las puertas a la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (UFERCO).

“Esto seguramente se va a superar”, aseguró el ministro de Transparencia y Combate a la Corrupción.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *