Tegucigalpa.- La reforma a la Ley del Lavado de Activos establecerá de 15 a 20 años de prisión, para aquellas personas a quienes se les deduzca responsabilidad en ese delito.

Asimismo, la reforma señala que la pena será declarada para quienes por sí mismos o por mediación participen en actos o contratos reales o simulados, de carácter civil o mercantil que se refieran a la adquisición, posesión, transferencias o administración de bienes o valores para encubrir o simular los activos.

De igual forma plantea que se castigará a quien adquiera, posea, administre, custodie, utilice o transporte activos, productos, o instrumentos que procedan de los delitos de tráfico de drogas, de personas, de armas, de órganos humanos, hurto de vehículos, o robo a instituciones financieras.

Además se incluyen, las acciones de fraude financiero, secuestro, extorsión, financiamiento de terrorismo, y cualquier otro que atente contra la administración pública, la libertad, la seguridad, el ambiente, o que no tengan justificación económica.
La reglamentación que está a punto de ser aprobada, crea el delito de asociación ilícita para la comisión del delito de lavado de activos. En este caso, la sanción estará entre los seis y los 10 años de reclusión.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *