Tras 3 días de deliberación, la corte de San José, California, encontró culpable a Samsung de infringir diversas patentes de smartphone de Apple. A diferencia del caso de hace 2 años, el desenlace no fue el que la compañía estadounidense esperaba, la indemnización no fue tan grande y la empresa surcoreana logró salirse con la suya en uno de los aspectos del juicio.

Un jurado compuesto por 4 hombres y 4 mujeres deliberó durante 3 días para anunciar ayer por la tarde, 2 de mayo, su veredicto final: Samsung es culpable de haber infringido patentes de Apple, por lo que deberá pagar $119.6 millones de dólares.

Esa cifra se queda algo corta de los $219 millones de dólares que la firma norteamericana esperaba obtener como indemnización y, también, está lejos de los $930 millones de dólares del veredicto anterior, de los cuales aún no recibe ni un centavo por parte de su contrincante, debido a que el caso se encuentra en apelación.

Apple establece que Samsung infringió 5 de sus patentes, específicamente de elementos clave del sistema operativo iOS para incorporarlos en la línea de smartphones Galaxy, los cuales Apple quiere retirar del mercado.

A pesar de todo, el jurado sólo falló a favor de Apple en 2 de las 5 patentes y en una de ellas, la función de barrido lateral para desbloquear, decretó que sólo una pequeña cantidad de teléfonos Samsung la infringieron. Posteriormente, el juez falló a favor de Apple en una patente más, el texto autocompletado.

Por su parte, Samsung compró patentes por $2 millones de dólares, las cuales empleó para contraatacar y acusar a Apple de haberlas infringido. La compañía surcoreana obtuvo un pequeño triunfo cuando la firma estadounidense fue declarada culpable por infringir una de ellas y tener que pagar $158,400 USD. La patente que Apple infringió fue descrita como “un aparato para grabar y reproducir imágenes digitales y voz”.

Dado la cantidad de dinero que Apple esperaba recibir, el veredicto es un tanto desalentador. Pero lo más grave es el mensaje que da a otros competidores similares a Samsung, en el cual queda claro que si producen teléfonos y software similares al de Apple, el precio que deberán pagar no es tan alto.

Finalmente, en un giro inesperado, el juez ordenó al jurado que deberá regresar el lunes para reconsiderar el hecho de que Apple no ha recibido indemnización por una de las patentes que Samsung infringió. Eso significa que lo más probable es que la cantidad de dinero que recibirá Apple aumentará unos cuantos millones de dólares la semana entrante.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *